El turismo de las estrellas en Expoastronómica

El turismo de las estrellas en Expoastronómica

Desde hace algunos años, el llamado ‘turismo de las estrellas’ tiene una asignatura pendiente en la provincia de Guadalajara. Que a pesar de disfrutar de uno de los cielos nocturnos más nitidos de la Península Ibérica, no ha sabido explotar este recurso natural, gratuito y al alcance de la mano como cabría esperar. Por parte del sector hostelero, las Administraciones y los touroperadores, para poner en valor algunos de los lugares más emblemáticos y privilegiados para observar el firmamento que hay en España. Y que se localizan en las inmediaciones de pueblos recónditos y con un atractivo intrínseco en las comarcas de la Sierra o el Señorío de Molina como Campisábalos, Peralejos de las Truchas, Checa o Somolinos, o de La Alcarria como Las Inviernas, Peñalver o Mantiel. “Otras provincias que sufren igualmente el fatídico fenómeno de la despoblación como Ávila, Huesca, Segovia, Teruel o Cuenca sí han sabido explotar sus condiciones ambientales para favorecer y promover iniciativas que generan actividad económica y empleo y fijan demografía”, opina Miguel Cócera, alcalde de Yebes.

Para analizar los diferentes puntos de vista de este escenario, suscitar inquietudes entre los agentes implicados y ofrecer respuestas, Expoastronómica’19 organiza una mesa redonda para abordar el auge del astroturismo y las posibilidades que ofrece en una provincia como Guadalajara. Que contará con la participación de Rafael Jiménez, alcalde de Aras de los Olmos, un pueblo valenciano de apenas 400 habitantes que en 2017 logró la declaración de Reserva Starlight. “Un título que le convierte en uno de los destinos de turismo astronómico más importantes y preferentes de Europa”, valora Miguel Cócera, alcalde de Yebes. Que a la calidad del cielo que disfruta a lo largo de todo el año ha sabido unir el compromiso de este municipio con el medio ambiente y la mejora lumínica. En esta mesa redonda se sentarán también Joaquín Álvaro, presidente de AstroCuenca, cuyo papel fue vital para que la Serranía conquense también haya obtenido este mismo reconocimiento; Susana Malón, de Lumínica Ambiental y experta en la gestión del sello Starlight, y el Museo de la Ciencia de Castilla-La Mancha, entidad implicada en el astroturismo de la provincia de Cuenca.

El Ayuntamiento de Yebes invita a la Junta de Comunidades, la Diputación Provincial, las asociaciones de turismo y hostelería de la provincia de Guadalajara y a los propietarios de establecimientos rurales a participar en esta mesa de debate. “Pero no solo como espectadores, sino para suscitar opiniones que permitan afrontar de cara esta problemática, orientar el camino a seguir, acercar posturas y plantear posibles soluciones”, esgrime el alcalde de Yebes. Desde hace varios años, unos cuantos territorios de nuestro país han tomado conciencia del potencial que aporta la oferta de actividades de astroturismo de cara al desarrollo de modelos turísticos sostenibles. Cócera opina que “aún estamos a tiempo de enmendar los errores y recuperar el tiempo perdido”, aunque para ello hacen falta “emprendedores con visión de futuro” que sepan entender que estamos ante un reclamo turístico más, que aporta valor añadido a las empresas, alojamientos turísticos, comarcas o parques naturales. “El astroturismo ha dejado de ser una incógnita y hoy es una realidad y una oportunidad”, argumenta.

Cócera pone como ejemplo el municipio de Yebes, que ha sido capaz de aprovechar una instalación científica como el Observatorio que se localiza en su territorio para generar toda una serie de sinergias en torno al cielo y el universo. Como el Aula de Astronomía, la Escuela de Cohetes, las observaciones nocturnas, la feria Expoastronómica o los campamentos científicos de verano. Toda una amalgama de eventos y actividades, “que movilizan cada año a 10.000 visitantes para crear una marca que hoy nos distingue, identifica y prestigia”, afirma el edil. Y es que el astroturismo es una alternativa al modelo turístico tradicional que año tras año multiplica las cifras de seguidores. Entre otras ventajas, porque reivindica la protección y observación del cielo como un derecho de la humanidad y aúna la divulgación científica y el desarrollo sostenible de las zonas rurales.

La contemplación de las estrellas, constelaciones y planetas a simple vista o con ayuda de telescopios y prismáticos en condiciones excepcionales es uno de los mayores placeres del ser humano. Más aún en una provincia como Guadalajara, que aglutina multitud de zonas libres de contaminación lumínica, con cielos oscuros y abundante número de noches estrelladas al año. “Guadalajara puede y debe aprovechar sus posibilidades y hacer de esta provincia un paraíso de la observación astronómica para los miles de aficionados que hay en nuestro país”, sentencia Miguel Cócera.

Visto 762 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.