Brihuega, la Provenza en La Alcarria

Brihuega, la Provenza en La Alcarria

Brihuega es uno de esos municipios situado en la Alcarria por los que parece no haber pasado el tiempo y que no puede dejar de visitarse. Conjunto Histórico Monumental enclavado en el centro de la Península, en la provincia de Guadalajara. Esta villa de culturas, tradiciones y costumbres, es también paisajes de espliego y lavanda que la convierten, sin ninguna duda, en la Provenza alcarreña.  Por ello se la conoce como “El Jardín de la Alcarria”.


Ilustre además por los nombres  que han dejado y  dejan constante huella en esta Villa. Entre otros, como referente indiscutible,  Camilo José Cela con su Viaje a La Alcarria. El escritor y periodista Manu Leguineche. Sede en la temporada estival de arzobispos toledanos en tiempos pretéritos, y un excelente lugar para visitar y degustar su gastronomía, colmada de restaurantes y bares con estupendos manjares impregnados de esta tierra.  

Icono de la música, con Jesús Villa Rojo como referente vivo y  activo,   admitiendo que todo lo musical tiene raíz y esencia en esta Villa. Su Banda de Música es también la más antigua de la provincia de Guadalajara.

Si se habla de fiestas, Brihuega se lleva la palma en tradición y  pasión.  La fiesta en honor a la Virgen de la Peña el día 15 de agosto; y el día 14 su “procesión de la cera”, declarada de “interés turístico provincial”. 

Especial mención  merece, por ser un icono de la tradición taurina, su encierro por el campo del 16 de agosto, declarado “fiesta de interés turístico regional “y su tradicional “corrida de Primavera” cada mes de abril, que abre la temporada taurina. 

Si bella es de día esta Villa de las tres culturas, por la noche, cuando la envuelve la luna y se encienden las tenues luces de sus calles medievales, cristianas y judías, sus monumentos y paseo se prestan misteriosos. La villa  se transforma y empaña de  nostálgica, otorgándole un  toque romántico y caluroso, proclive al ensueño.

Brihuega es Villa de flores, de músicos y escritores, de personas y personajes sencillos y amables.  Un verdadero paraíso latente.

Reclamo turístico indiscutible.  Tiene hasta con un museo de miniaturas digno de visitar. El museo más grande de las cosas más pequeñas. 

Si uno se adentra en el entorno, bien a pie, o bien en bicicleta, a través de las rutas de senderismo creadas, o de caminos improvisados y espontáneos que el caminante va fabricando, Brihuega se convierte  en una mezcla seductora, sensual y envolvente que le otorga condición de pueblo grande, de gran pueblo, un pequeño oasis de rincones maravillosos.

Presente en FITUR

Como siempre, Brihuega está presente en Fitur, entre otras razones, como asegura su alcaldesa, Adela de la Torre, porque “nuestra villa es un icono en la provincia desde el punto de vista monumental, de tradiciones  costumbres y paisajismo”.

Por ello, en esta muestra del turismo estará uno de los atractivos turísticos vivientes con más solera en el municipio, la fiesta del toro, su encierro por el campo –el más antiguo de la región-, y también, la tradicional corrida de primavera, que ya tiene fecha para 2015.  Será el 11 de abril, y la alcaldesa adelanta la terna: Morante, Manzanares y Ponce, un cartel “espectacular”  coincidiendo con el 50 aniversario de la Plaza de Toros “La Muralla”, ha destacado.

Adela de la Torre se siente orgullosa de que Brihuega pueda ser considerada  “La Pamplonica de Castilla La Mancha” por su festejo taurino del 16 de agosto, al que se suman otras fiestas que tienen en este noble animal,  su protagonista.

Con el fin de promocionar esta fiesta tan arraigada en nuestra  tierra de la Alcarria, el Ayuntamiento de Brihuega llevará al recinto de Castilla-La Mancha en Fitur, este domingo, coincidiendo con la jornada dedicada a la provincia alcarreña, un encierro infantil con toros simulados que se complementará con animación de gigantes y cabezudos en el stand de la región. 

Pero también la Provenza de la Alcarria estará presente en Fitur con imágenes y alusiones a sus campos de tonalidades violáceas, moradas, malvas y lilas de las plantaciones únicas y especiales de la lavanda, de donde se extrae la esencia para firmas como Loewe. 

Por último, la regidora no quiere dejar pasar la oportunidad que brinda su municipio a la cultura a través de distintas actividades para todos los públicos. “No hay temporada en la que no se registre una programación cultural y lúdica. Nuestro propósito es mantener viva esa esencia, no sólo para los brihuegos sino como atractivo para el turismo. Somos un municipio eminentemente turístico que cuenta con una oferta hotelera y gastronómica digna de elogiar, que oferta no sólo Brihuega sino las once  pedanías que la conforman: Pajares, Castilmimbre, Olmeda del Extremo, Balconete, Tomellosa, Archilla, Valdesaz, Fuentes de la Alcarria, Yela, Hontanares y Villaviciosa de Tajuna, y nuestras dos entidades locales menores: Romancos y Malacuera. No se puede pasar por la provincia de Guadalajara sin hacer posada y fonda en esta extensa comarca que integra el municipio de Brihuega”, concluye su regidora.

Visto 1981 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.