Almonacid: Playa y montaña

Almonacid: Playa y montaña

En La Alcarria Baja, encontramos este tesoro que sorprende. Almonacid de Zorita es un pueblo coqueto con algunos edificios que custodian parte de la Historia entre sus paredes y que merece la pena conocer. Y mucho más, puesto que también se ubica en su término municipal el embalse de Bolarque, que podemos conocer navegando.

¿Playa o montaña? Es la eterna pregunta cuando llega la época estival para elegir el lugar donde pasaremos nuestras vacaciones. Pues no hace falta responderla si elegimos como lugar de destino Almonacid de Zorita. Lo cierto es que es un lugar que sorprende, sobre todo a aquellos que conocen una parte de La Alcarria. ¿Por qué? Porque en Almonacid encontramos todas las características de esta zona de la provincia y, además, la sorpresa del pantano de Bolarque, que ahora puede conocerse en profundidad con un paseo en catamarán, relajante y satisfactorio; acompañados por Juancho, divertido y profesional.

Al viajero que llega a la localidad, lo saluda parte de la antigua muralla de “Almunia-sidi” –que significa Huerta del Señor–. Dicen los historiadores que este puede ser el origen del nombre del pueblo, aunque otros expertos apuntan el nombre de “Almonesçir” término árabe que significa “El Monasterio” y que se le otorgó, quizás, porque pudo existir en la localidad un pequeño cenobio de caballeros calatravos, por ser zona fronteriza en la Edad Media.

El lugar está lleno de Historia. El Ayuntamiento antaño fue un silo de cereales. En su interior, guardan archivos y documentos históricos que datan de los siglos del XV al XX. También, han conservado el arcón de claveros, que se llama así porque se necesitaban tres claveros (llaves) para abrirlo. Era necesaria tanta seguridad porque hacía las veces de “banco” hace siglos y, ya se sabe, que con el dinero hay que tener mucho cuidado.

Otros elementos curiosos son las medidas de capacidad que usaban. Decoran el salón de plenos las obras ganadoras de alguna de las 33 ediciones del Premio de Pintura de Almonacid. Tienen muchas, algunas están en la casa de la cultura, otras en el Consistorio y están viendo donde cuelgan el resto.

Justo enfrente del Ayuntamiento se sitúa el palacio gótico Casa del Comendador. Un poco más abajo, encontramos la Iglesia de la Virgen de la Luz, una joyita que merece la pena ver. Y continuando por la calle, nos topamos con la antigua botica que regentó el poeta León Felipe. El alcalde de la localidad, Gabriel Ruiz del Olmo, cuenta que los primeros versos imaginados por el afamado escritor los escribió entre estas paredes. “Lo hemos conservado para que la gente vea cómo era la botica, pero ya no se usa, ahora hay una farmacia más moderna” apunta sonriendo Gabriel.

La visita histórica no aburre y, a cada paso que damos, nos vamos enamorando de esta villa alcarreña que está llena de Historia e historias. Por ejemplo, nos cuentan que la ermita de San Antón se derruyó a consecuencia de las obras del trasvase Tajo-Segura, que comienza en Almonacid. “La Confederación Hidrográfica la reconstruyó por completo” señala Gabriel.

Las vistas desde esta ermita son espectaculares, se observa el pueblo y las localidades vecinas, la central nuclear José Cabrera... Y si centramos la vista, podemos imaginar si una roca que nos indicarán los lugareños parece más una cabeza de príncipe o una rana. Desde la ermita, parten las cinco rutas turísticas que proponen desde el Ayuntamiento, diseñadas para que el visitante se divierta y, al tiempo, aprenda.

Rutas variadas

La primera propuesta es usar el merendero de la ermita y recorrer andando los alrededores, con bosques de pinos y otras especies. La segunda es la de Los Tres Palotes, que parte desde la ermita de San Antón y regresa al pueblo visitando el antiguo Humilladero de los Tres Palotes. La tercera propuesta nos acerca al lago, hasta el Club Náutico y la Playa de Bolarque. Donde podemos tomar el catamarán.

La siguiente ruta tiene el sugerente nombre de Los cosos y el Fin del Mundo, estos parajes constituyen auténticos miradores naturales, junto al arroyo Jabalera.

El camino que nos conduce a La Bujeda, muestra al visitante los alrededores del embalse homónimo, donde podrá entender el funcionamiento de las obras del trasvase Tajo-Segura. Para terminar de conocer cómo funciona esta gran obra, nos proponen continuar hasta La Chimenea, un precioso trayecto, donde un investigador ha encontrado dos plantas endémicas – “no nos ha dicho donde están, para que no los dañe la gente que quiera verlos al interesarse por ello” explica Gabriel–. La chimenea es la estructura de compensación de la altura del agua que fluye hacia el trasvase.

Por último, proponen caminar por la Vía Verde del Ferrocarril, que aún no se ha rehabilitado por completo, pero por la que se puede transitar siguiendo los pasos que antaño recorrieran los primeros pasajeros del tren. Además, durante todo el año, se puede reservar un antiguo refugio que está en el camino al lago de Bolarque.

“Es necesario que nos llamen al Ayuntamiento para reservar, luego, cuando llegan, les entregamos las llaves y pueden disfrutar del refugio durante un par de días” explica el simpático alcalde de Almonacid. La estancia es completamente gratis, por eso, durante todos los fines de semana de verano ya está reservado. “

Después de tanta caminata, seguro que al turista le apetece reponer fuerzas. En Almonacid de Zorita, como en toda La Alcarria, se come muy bien. Además, los vecinos son muy agradables, buena gente que se detiene para explicarte historias del pueblo. “Mira esta es la casa del Comendador, fíjate en la ventana, sirve para que se pudiese mirar a las dos calles” nos cuenta un simpático vecino. Sin duda, una visita muy agradable.

Turismo poético y más

Algunos de los lugares que merece la pena no perderse en Almonacid son:

Iglesia de la Virgen de la Luz-. Tras la desamortización de Mendizábal, pasó a propiedad municipal. Es un antiguo convento de los Jesuitas, un edificio barroco del siglo XVII. En su interior conserva escudos policromados de Goyeneche y los marqueses de Belzunce, que fueron protectores del convento. En el centro, se encuentra la sepultura del fundador y primer protector del colegio Juan de Escudero. También, cuenta con cuatro lienzos restaurados de los arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel.

Muralla-. Almonacid de Zorita estaba amurallado. De esta estructura se conservan dos arcos. Al este, el de Santa María de la Cabeza y, frente al cementerio, al oeste, la de Zorita.

Tres palotes y antiguo Humilladero-. Los tres palotes son los restos del antigo humilladero del Calvario, lo que aún queda recuerda que aquí hubo un templete que servía como mirador o torreta de vigilancia. Por otra parte, el antiguo humilladero, ahora rehabilitado, data del siglo XVI, se utiliza como punto final de oración para los caminantes del Via Crucis.

El convento de los Jesuitas
-. Es una bella construcción barroca que alberga varios edificios: la ermita de la Virgen de la Luz –patrona de Almonacid–, el centro cultural Conde de Saceda y el centro de mayores Los Olivos.

Un paseo en catamarán

En verano, además de andar, se agradece realizar alguna actividad en el agua, para refrescarse. Con ese motivo, se creó la empresa Entretenimientos Mares de Castilla –www.emcastilla.com–. Se realizan todas las actividades en el lago de Bolarque, un corredor de agua que une los embalses de Entrepeñas y Buendía.

Las opciones son variadas. Si lo que se desea es un paseo tranquilo, se puede adquirir un viaje en catamarán. El Ayuntamiento propuso esta opción para que aquellos que no tengan barco puedan navegar por los ríos Guadiela y Tajo. Además, han construido un embarcadero de uso propio. Cuenta con 16 plazas, pero si no se completa, también se puede navegar.

Juancho San Andrés es el patrón de este barco, que realiza travesías de 24 kilómetros con paradas en la ermita de los Desamparados –donde se puede comer si se lleva la comida–, el castillo de Anguix, el desierto de Bolarque y el embalse de Bolarque. El viaje dura entre 1,3 y 5 horas, además, cuenta con colchonetas para que los usuarios puedan bañarse.

Al lado de la playa, además, está la cueva de los Mancos, cerca del río Jabalera. También, se puede hacer esquí acuático y buceo con profesionales cualificados.

La zona es bella, se puede ver la Sierra de Altomira, donde se sitúa el Club Náutico de Bolarque, que está catalogada como Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000 y como Zona Especial de Protección de Aves, ZEPA, –se ven buitres, anidamientos de diversas especies, águilas...–.

Si se quiere obtener un descuento en el precio (30 euros), se debe llamar al Ayuntamiento para reservar plaza. Ya llevan seis años realizando estos viajes, esta es la sexta temporada. Merece mucho la pena.

Más información:

* AYUNTAMIENTO. Tlfn: 949 37 62 01.
* Oficina de Turismo. Tlfn: 949 37 63 09.
* Entretenimientos Mares de Castilla. Para actividades náuticas. Tlfn: 690 885 652.
* Hostal-restaurante Los Arcos. Tlfn: 949 37 67 71.
* Restaurante y alquiler de habitaciones Moreno. Tlfn: 949 37 52 47.
* Alojamiento rural Contramarea. Tlfn: 949 37 50 50.
* Bar de raciones Conde de Saceda. Tlfn: 949 37 52 13.
* EN BOLARQUE: Bar Bolarque.

Y en internet:
www.almonaciddezorita.es

Cómo llegar:

Desde Guadalajara, tomar la N-320 dirección Sacedón-Cuenca. Tomar la salida hacia la CM-2006, dirección Pastrana. Continuar por esta vía. Al llegar a Pastrana, hay que atravesar el pueblo y continuar por la CM-200, dirección Tarancón y Almonacid de Zorita. La localidad está a unos3,5 Km.

Visto 3522 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.