Jócar, es un despoblado que pertenece a Arbancón, situado en la carretera que desde Cogolludo conduce a Tamajón, a unos nueve kilómetros, en su margen derecha. Antes fue aldea, y llegó a tener hasta 200 vecinos, pero desde mediados del siglo XX no hay vecinos, ni casas, ni calles, ni siquiera existe ya su iglesia románica. El pueblo fue vendido al estado y se repobló de pinos.

Publicado en Provincia
El papa Francisco, como sus predecesores en la silla de Pedro, cuando habla de la pobreza en el mundo de hoy, no centra su discurso únicamente en la pobreza material. Señala que, además de la pobreza material, existen nuevas formas de pobreza cultural, social, humana y religiosa, a las que tendríamos que prestar especial atención y cuidado. 
Publicado en Tribuna Abierta
Los medios de comunicación nos han ofrecido durante los últimos días noticias  impensables sobre la persecución religiosa de los cristianos y de los yizadies en la zona septentrional de Irak. Parece inconcebible que en pleno siglo XXI aún existan seres humanos capaces de acosar, perseguir y masacrar a niños, jóvenes y adultos por el simple hecho de no pertenecer a su credo religioso o por no aceptar la conversión a su religión.
Publicado en Tribuna Abierta
Deseo dar la enhorabuena a Monseñor Rodríguez por su reciente nombramiento como nuevo obispo responsable de Cáritas Española, una institución que realiza una labor generosa para ayudar a los más vulnerables.
Publicado en Tribuna Abierta

El pasado día 28 de febrero, el Papa Benedicto XVI, consciente de sus limitaciones físicas, hacía efectiva su renuncia al gobierno de la Iglesia con plena lucidez y con total libertad. Comenzaba así el periodo de “Sede Vacante”, que se prolongará hasta la elección del nuevo Papa. Durante este tiempo, el gobierno de la Iglesia recae en el Colegio de Cardenales.

Publicado en Tribuna Abierta

Con la celebración de la resurrección del Señor en la Vigilia Pascual comenzábamos el tiempo de Pascua. Desde aquel momento, la liturgia nos recuerda el poder de transformación que tienen los encuentros de Jesús con las mujeres y discípulos. Además de regalarles los dones de la alegría y de la paz, el Resucitado les invita a superar el miedo y la desconfianza, puesto que con su victoria sobre el odio, el pecado y la muerte, es posible emprender una vida nueva.

Publicado en Tribuna Abierta
Página 2 de 2