El Juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Guadalajara con jurado popular. El Juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Guadalajara con jurado popular.

El juicio al guardia que disparó a un atracador en Guadalajara comienza el próximo lunes

El juicio al guardia civil que disparó a uno de los tres hombres que atracaron en el Polígono Industrial de Guadalajara en el 2013 comienza el próximo lunes, en la Audiencia Nacional de Guadalajara, con la configuración del jurado.

El juicio se prolongará durante varios días, al estar citados a declarar nueve testigos, así como una veintena más de técnicos y profesionales en las periciales, y la Fiscalía Provincial ha pedido una pena para el guardia civil de dos años de prisión y la inhabilitación por cuatro años por homicidio imprudente.

Según el escrito de calificación provisional del Ministerio Fiscal, el guardia civil J.L.F.G, destinado en el puesto de Yunquera de Henares (Guadalajara), recibió el aviso de que tres hombres acababan de cometer un robo con violencia e intimidación y el uso de armas.

Fue informado de que los presuntos atracadores iban armados y habían efectuado un disparo en la nave del polígono en la que estaban robando.

El acusado y su compañero se desplazaron hasta el lugar de los hechos donde les informaron de que los atracadores habían huido a pie tras colisionar el vehículo en el que viajaban y que uno de ellos portaba una escopeta.

Posteriormente localizaron a tres personas hablando entre ellos y, ante la sospecha de que se trataba de los autores del atraco, el acusado les dio el alto, sin que hicieran caso a su orden. Uno de ellos intentó huir, pero fue detenido por su compañero, mientras que los otros dos continuaron haciendo caso omiso a su orden de levantar las manos, que siguieron ocultando al acusado.

En ese contexto, "sin cerciorarse debidamente de una posible agresión contra el mismo y con el fin de evitar la huida de los presuntos atracadores, el acusado decidió realizar un disparo disuasorio", ha ampliado el escrito del fiscal.

Un disparo que "fue realizado sin intención de menoscabar la integridad física de las personas, pero sin adoptar las medidas necesarias para ello, y sin que el agente se percatara en momento alguno de que hubiera podido alcanzar a uno de los atracadores", que había iniciado un giro hacía un barranco donde posteriormente fue encontrado.

Producto del disparo, la bala penetró en el cuerpo del atracador quien sufrió una hemorragia por traumatismo arterial que le causó la muerte.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal ha solicitado dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y cuatro años y seis meses de prohibición de tenencia de armas, así como inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante cuatro años y seis meses.

Además, pide una indemnización de 195.000 euros para el hijo menor del fallecido y 15.000 euros para cada uno de sus progenitores.

Visto 980 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.