En Castilla-La Mancha casi 200.000 personas viven en la pobreza extrema

En Castilla-La Mancha casi 200.000 personas viven en la pobreza extrema

Las distintas organizaciones presentes en el Centro Diocesano de Acción Social “Casa Nazaret” de Guadalajara han realizado un acto conjunto, aprovechando la reciente celebración del Día Mundial de la Alimentación y del Día Mundial de la Erradicación de la Pobreza, para incidir en la importancia de trabajar juntos por un mundo más igualitario y menos injusto. El acto ha estado presidido por Braulio Carlés, vicario de la diócesis, y ha contado con representantes de las distintas organizaciones: Delegación de Migraciones, Manos Unidas, ACCEM, Cáritas, Guada Acoge y Hermandades del Trabajo.

Braulio Carlés ha arrojado una serie de datos relacionados con la pobreza a nivel regional como que en Castilla-La Mancha hay un 36,7% de riesgo de pobreza, un 8,1% por encima de la media nacional; que hay 755.000 personas en riesgo de pobreza y casi 200.000 viviendo en situación de pobreza extrema, o que un 40% de la población no puede hacer frente a gastos imprevistos.

El vicario se ha referido también al cambio climático como una evidencia problemática ya que supone, además, un factor de incremento de las desigualdades y la pobreza. Ha hecho referencia a la encíclica “Laudato si” en la que Francisco I hace un llamamiento al cuidado del planeta Tierra y en la que se habla de “refugiados climáticos”, gente que debe emigrar porque las nuevas condiciones climáticas imposibilitan su vida y su trabajo. Un ejemplo de cómo los cambios climáticos, sequías e inundaciones se ceban en la pobreza agravando la situación, es el reciente huracán Matthew, al que Carlés se ha referido para señalar  que “no es comparable” el daño causado en Florida con los estragos de Haití”.

“¿Cómo nos vamos a apañar en estas condiciones si en el año 2050 seremos más de nueve mil millones de habitantes?”, se preguntaba el vicario.

También se ha señalado a las desigualdades entre hombres y mujeres como un factor preocupante que se refleja también en la “feminización de la pobreza”, con numerosas mujeres que mantienen cargas familiares “con los salarios más bajos”.

El vicario ha pedido el trabajo conjunto para la erradicación de la pobreza, un asunto que es responsabilidad “de las administraciones y partidos políticos pero también de los ciudadanos, los empresarios, los sindicatos y las personas que están pasando por esta situación de pobreza”.

Desde Casa Nazaret plantean la necesidad urgente de “rentas dignas y suficientes”, de trabajo digno y de una “portabilidad de derechos y servicios” en las distintas provincias y comunidades autónomas, así como de un refuerzo de los servicios sociales para empezar a paliar y revertir esta situación de pobreza.

Además, desde Manos Unidas, se ha querido recalcar que “si aquí la situación es preocupante, en el resto de continentes es mucho peor”, y que “alrededor de 800 millones de personas pasan hambre en África, Asia y América del Sur”.

“El mundo tiene alimentos para todos si se reparten bien; lo que ocurre es que en ese momento unos pocos tenemos mucho y otros muchos no tienen casi nada”, ha declarado el vicario.

El acto ha concluido con unas rifas solidarias un desayuno a base de pinchos de tortilla que han podido compartir los asistentes como un guiño al Día de la Alimentación que se celebraba el pasado domingo.

Visto 1069 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.