La ciudad de Guadalajara va a homenajear institucionalmente al cineasta Miguel Picazo, que falleció el año pasado, y va a difundir la obra de este jienense que estuvo vinculado durante gran parte de su vida a Guadalajara, de donde era Hijo Adoptivo.

Publicado en Local

Este jueves 30 de marzo, a partir de las 19 horas, se celebra el último acto que cierra el conjunto de actividades que ha organizado la Biblioteca Pública de Guadalajara en homenaje al director Miguel Picazo.

Publicado en Cultura

Cuando Blanca Calvo, junto con otros técnicos de la Biblioteca de Guadalajara, comenzó a acudir  en 1999 a casa de Miguel Picazo, a recoger esos libros de su biblioteca personal que el cineasta había donado a la Biblioteca de Guadalajara, la tarea no fue nada fácil. Picazo sentía la necesidad de despedirse libro a libro, e incluso de decir repetidamente “ese no os lo llevéis todavía”, en un ritual de espurgar, voluntario pero penoso, donde en realidad nada parecía sobrante. Tal era el amor que Miguel Picazo sentía por sus libros, donde había desde clásicos de literatura, a libros de arte y cine, cómics o incluso de gastronomía, “y hasta la cocina la tenía llena de libros”.

Publicado en Reportaje

En reconocimiento a la figura de Miguel Picazo,  uno de los directores más importantes del cine español, fallecido en 2016 y ligado a Guadalajara durante la mayor parte de su vida, la Biblioteca de Guadalajara dedica durante este mes de marzo, durante este mes de marzo, en el que se cumplirían 90 años de su nacimiento, una programación especial con varias actividades que persiguen divulgar su legado personal y su obra cinematográfica.

Publicado en Cultura

Un equipo de cine rueda hoy en diversas localizaciones de Guadalajara y la comarca imágenes para el documental “Miguel Picazo, cineasta extramuros” que dirige Enrique Iznaola y homenajea a Miguel Picazo cineasta recientemente fallecido y autor de “La tía Tula!, película que marcó una época, ganó el Festival de San Sebastián en 1964 y le convirtió en hito del Nuevo Cine Español.

Publicado en Cultura
Al empezar estas líneas pienso en Zygmunt Bauman, premio Príncipe de Asturias de 2010, creador del término “modernidad líquida” y autor de la obra Amor líquido. En la modernidad, dice este filósofo, las relaciones entre las personas –incluido el amor- son cada vez más superficiales y menos comprometidas. Es una visión pesimista de nuestro tiempo, aunque seguramente certera. Pero, como cualquier otra teoría ésta tiene honrosas excepciones, y una de ellas es Miguel Picazo: uno de los guadalajareños más modernos, un hombre de sentimientos tan profundos que casi se podían tocar. 
Publicado en Tribuna Abierta

El director de cine Miguel Picazo, pidió hace ya años que sus cenizas se esparcieran en Guadalajara, concretamente en la ladera de la Peña Hueva, un lugar predilecto del cineasta, a donde acudía a menudo a pensar.

Publicado en Local