Blanca Corrales

Blanca Corrales

"Es hijo de una estirpe de rudos caminantes, pastores que conducen sus hordas demerinos, a Extremadura fértil, rebaños trashumantes, que mancha el polvo y dora el sol de los caminos". Así describía Antonio Machado la figura del pastor trashumante que hoy en día, aunque cada vez más en desuso, cosntituye un patrimonio vivo que aspira a ser 'Patrimonio Cultural Inmaterial'. La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas ha hecho esta semana el anuncio de inicio del expediente para esta declaración.

Silvia Valmaña (Guadalajara en 1963), es la cabeza de lista del PP al Congreso por Guadalajara. Fue directora general de la Familia en el Gobierno de Cospedal. Está casada y es madre de cuatro hijos. Profesora de Universidad de la Facultad de Ciencias Sociales de Cuenca y especialista en Derecho Penal, con una dilatada trayectoria académica y amplio trabajo de investigación centrado en violencia de género y de menores. Más allá del curriculum oficial, es una mujer de trato amable, sonrisa amplia, mirada limpia y respuesta rápida, que se define así misma como una mujer sencilla, de gustos sencillos, a la que le encanta estar con los amigos y la familia, o leer un buen libro (ahora tiene en la cabecera 'Elogio Del Silencio' de Pablo Dórs). 

Pedro José Pradillo presentó su libro sobre la historia del Paseo de la Concordia en la Biblioteca

Lugar de encuentro y de paseo, atalaya para ver los desfiles militares, plaza de celebración de actos religiosos, ubicación para juras de bandera, espacio para la música de la banda, recinto ferial, refugio antiaéreo, sede la la primera y única biblioteca municipal, zona de rally de vespas… Todo esto y mucho más ha sido el Paseo de la Concordia en sus 161 años de historia como zona ajardinada y parque (inaugurado 13 de junio de 1854), convirtiéndose en el centro neurálgico de la ciudad de Guadalajara, desde esa posición estratégica que ya se vislumbraba desde la Edad Media, como gran explanada fuera del recinto amurallado, que era sitio de alarde de caballeros y eras de pan trillar.

Tras las sombras de los altivos cipreses y a espaldas del Palacio del Infantado, se encuentra la historia más silenciosa de la ciudad de Guadalajara tan visitada en estos días, en ese cementerio municipal que ya alberga 3.815 sepulturas temporales, 71 panteones; 6.291 sepulturas perpetuas, 497 nichos y 442 columbarios y que guarda los restos de algunos próceres alcarreños como Mayoral, Fernández Iparraguirre o Guitián, y de muchos ciudadanos anónimos, en una dilatado existir de 175 años, que ha visto crecer la ciudad viva y también su campo santo que acoge a nuestros muertos.

Áquel viaje a La Alcarria que hace dos veranos emprendieron cuatro viajeras guadalajareñas, Laura, Nati, Gracia y Sara, emulando a Cela, tuvo un encuentro inesperado con otro viajero foráneo que caminaba también La Alcarria con ojos de cine. Era el productor Tomás Cimadevilla (Madrid 1968) que compartió jornada con las viajeras y asombro por descubrir el paisaje y el paisanaje que Cela retrató en su "Viaje a la Alcarria". Con aquella experiencia, de sus sensaciones y de lo que su cámara había grabado, el productor de éxito de "Pagafantas", "Días de Fútbol", "El otro lado de la cama", "Torremolinos 73",  o "En la puta calle" parió un cortometraje de 19 minutos.

Armengol Engonga, nuevo concejal de Festejos

P.- Son sus primeras Ferias como concejal responsable de festejos, ¿Cómo las afronta?
R.- Se afrontan con responsabilidad, aunque con cierta tranquilidad, porque tras cuatro años trabajando en la Concejalía de Seguridad, que está íntimamente ligada a Festejos en la organización de las Ferias y Fiestas, en el aspecto más fundamental que es el de la Seguridad, eso da cierta confianza y quita nervios.

P.- ¿Le preocupa el aspecto meteorológico?
R.- De momento estamos teniendo muy buen tiempo y sobre todo sin lluvia que es lo más importante, esperamos culminar este fin de semana también con buen tiempo.

P.- El programa que estamos disfrutando ¿es totalmente heredado, o tiene parte de su cosecha?
R.- Yo llegué a la Concejalía en el mes de junio y el programa festivo estaba prácticamente cerrado, porque se empiezan a organizar en cuanto acaban las anteriores. Sí que me ha dado tiempo a reunirme con los peñistas y a atender la petición de llas peñas de El Ferial, que solicitaban alguna actividad para impulsar más aquella zona, y en base a esta demanda hemos ubicado aquí dos actividades, los toros de fuegos y dos verbenas, que son novedades este año y que es un poco mi aportación personal al programa.

P.- ¿Poner actividades en el Ferial significa reconocer que no termina de funcionar?
R.- No, no es eso. Creo que mi antecesor, Jaime Carnicero ha hecho una excelente labor por organizar ese nuevo Ferial que era un compromiso electoral de 2007 y una petición por parte de los vecinos de la ciudad que tantos años soportaron las molestias de las Ferias, por tener ubicadas las peñas debajo de sus casas.
Una vez pasado este tiempo, lo que toca es tratar de mejorar. Las peñas del recinto Ferial quieren seguir estando ahí, pero lo que piden es un mayor impulso en actividades y otras cuestiones que podemos valorar con propuestas de todo tipo.

P.- Sin embargo, sigue habiendo otra zona de peñas en San Roque y Concordia y sigue siendo el eterno debate de las peñas divididas en dos espacios...
R.-De las 17 peñas que han firmado el convenio hay dos peñas en la Concordia, otras en San Roque y Fuente de la Niña y otras ocho peñas en el recinto Ferial. En los últimos años si que han subido peñas al recinto Ferial, lo que ocurre  es que algunas han desaparecido, como también han desaparecido otras de la zona San Roque, por distintos motivos, no porque el Ferial no funcione.

P.- ¿Y cual es la solución?
R.- Mi idea es que más peñas se quieran subir al Ferial y puedan hacerlo. Potenciar con actividades esta zona cada vez más para que encuentren alicientes.

P.- Pero sigue habiendo peñas”extraoficiales”, ¿no se controlan?
R.- Sí, se controlan por parte de la Policía y se les advierte que no están dentro de la normativa.

P.- ¿Cuánta subvención reciben las peñas?
R.- Son unos 3.500 euros por peña, más de 50.000 euros de gasto en esta partida por parte del Ayuntamiento.

P.- ¿Y qué aportan?
R.- Aportan muchas actividades al programa de Ferias y Fiestas, que es la contra prestación, pero sobre todo aportan ambiente. Las peñas en Guadalajara son necesarias y son importantes, aunque las hay menos participativas y más. Por eso es también bueno que haya peñas en el centro de Guadalajara porque dan un ambiente que a alguna gente, que no es peñista, también le gusta.

P.- Usted cuando era peñista, ¿le cantó la gallina alguna vez al concejal de turno?
R.- No. Hay que respetar a los que están trabajando desde la política, es algo que he vivido desde pequeño. Ningún concejal quiere hacer daño a su ciudad, aunque se pueda equivocar.

P.- Los conciertos es plato fuerte, pero con un Gigante tan denso, en el preámbulo, parecen un poco apagadas en las Ferias  en el ámbito musical en la Semana Grande.
R.- El Gigante es un gran festival, que si que es cierto que pone muy alto el listón con una programación muy buena. Pero el resto de la programación musical también tiene su atractivo y sobre todo precios muy populares. Siempre se puede mejorar e ir evaluando.

P.- ¿Se pueden hacer más conciertos gratuitos?
R.- Nuestra filosofía es más apostar por los precios populares, aunque los conciertos gratuitos, también es otra fórmula para fomentar estas actividades.

P.- ¿Entiende usted de toros?
R.- No soy un gran aficionado a los toros, pero respeto mucho la tradición y he acudido a muchas corridas y encierros. Creo que es una tradición que cala hondo en Guadalajara y que hay que respetar y creo que la gestión que está realizando la nueva empresa el Coso de las Cruces, va a ser buena no solo para los aficionados taurinos sino para toda la ciudad de Guadalajara.

P.- ¿Y aquellos  que dicen que los toros no tienen que ser subvencionados que les dice?
R.- Pues que encontrar la unanimidad en todos los aspectos, no solo es imposible, sino que tampoco sería bueno. Hay gente que es muy antitaurina, y gente que es todo lo contrario. Creo que es una cuestión de respetar.

P.- Este verano ha sido muy accidentado en los espectáculos taurinos, ¿toca usted madera?
R.- Es cierto que ha sido un verano duro. En Guadalajara con los encierros en punta ya aumentó mucho el dispositivo de seguridad y creo que estamos preparados para afrontarlos con seguridad, aunque nadie está exento de que ocurra una desgracia.

P.- ¿Se puede innovar en el programa infantil y en otros aspectos?
R.- En todo se puede innovar, pero soy de la opinión de que lo que funciona, no se debe cambiar. Yo voy a a estar estas fiestas permanentemente en la calle, escuchando a los ciudadanos y recogiendo propuestas, desde todos los ámbitos, y desde luego, lo que se pueda mejorar se hará.

P.- ¿Se mantiene el presupuesto de Ferias?
R.- Son 100.00 euros menos, disminuye sobre todo la aportación de Festejos, pero creo que no se reduce la calidad de la programación y que tiene actos casi las 24 horas del día para todo tipo de gente y edades.


No le ha temblado la voz, pero sí que le ha vibrado el corazón a Juan Solo, cuando esta tarde desde el escenario del teatro Buero Vallejo, esta vez no presentaba ningún acto, sino que era el protagonista, el pregonero de las Ferias y Fiestas de Guadalajara de 2015 y lo era con un orgullo proclamado que se dejaba sentir a flor de piel. Y el patio de butacas del teatro Buero Vallejo estaba lleno hasta la bandera, pues Juan Solo había colgado el no hay entradas un día antes.

ENTREVISTA CON ELENA DE LA CRUZ, CONSEJERA DE FOMENTO DE CASTILLA-LA MANCHA

La nueva consejera de Fomento, Elena de la Cruz (Madrid, 23 de junio de 1972) se ha convertido en apenas dos meses en la figura más mediática del Gobierno regional, con esa guerra del agua sobre el tapete, que ella insiste en decir que no es guerra. Su carrera política es corta pero intensa, pasando en Guadalajara en apenas cinco años por la delegación de Empleo (un año), el puesto de concejala o el de diputada provncial, por lo que su nombramiento descolocó un tanto los medios regionales que no la tenían puesta en las quinielas. Aunque la suya es una consejería de nombre corto, Fomento, tiene largas competencias, y recién aterrizada en la cargo demuestra que ya se ha asomado a todas ellas y no le faltan respuestas. Habla de manera relajada, con más miradas que gestos, y aunque su voz es dulce no carece de contundencia, pero aún con gesto serio, le asoma fácil la sonrisa.

ENTREVISTA CON JOSÉ MANUEL LATRE, PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE GUADALAJARA

José Manuel Latre (Caspe, Zaragoza 1958) tiene toda la apariencia de un hombre calmado, por ello, cuando entra en su despacho para atender esta entrevista, sorprende que lo primero que pide, casi con urgencia es un café. Son las once de la mañana y confiesa que aún no ha tenido tiempo de tomarlo. Es la consecuencia de duplicarse como alcalde de Sigüenza y ahora como presidente de la Diputación de Guadalajara con media provincia en fiestas. Su rostro denota algo de cansancio pero no ha perdido la sonrisa ni el gesto amable. Aunque el tiempo le apremia, se relaja en cuanto empiezan las preguntas, como si estuviera conversando. Su tono de voz no tiene vehemencia, sino más bien sencillez, aunque con suficiente energía para transmitir el sentimiento de las cosas que le importan. El Latre que encontramos en Diputación es el mismo al que hemos visto bailar vestido de medievo bajo los arcos de Sigüenza, o al que imaginamos como maestro en un aula de la SAFA hablando de historia o de literatura. Se le intuye buen hombre, se le confirma afable.

En pleno estío, desde principios de julio a mediados de agosto, la Alcarria brinda su última bocanada de primavera con las floraciones del espliego y el lavandín.  Lo saben las abejas, que apuran en esta época su recolección de pólenes y néctares, pues es ésta su mejor despensa para aguantar el frío invierno, tras  haber agotado la escasa floración de romero allá por mayo. Es la cosecha de medianil de la miel, plagada de aromas de mil flores que con merecida fama se ganó el nombre de la tierra. Y lo sabe el caminante, que encuetran en los paseos de verano, al caer la tarde y cuando la calima lo permite, el embriagador  aroma, casi mareante, de estos matojos, que se agarran al páramo como lapas.