La tradición de los Soldados de Cristo de Budia tiene origen en el siglo XV (en el siglo XVI aparece reflejada en los escritos). La tradición de los Soldados de Cristo de Budia tiene origen en el siglo XV (en el siglo XVI aparece reflejada en los escritos).

Los Soldados de Cristo en Budia, una tradición milenaria

Una de las representaciones más tradicionales de la Semana Santa en la provincia Guadalajara tiene lugar en Budia con sus Soldados de Cristo.

La tradición de los Soldados de Cristo de Budia tiene origen en el siglo XV (en el siglo XVI aparece reflejada en los escritos), y se conforma en tiempos de la reconquista para defensa de la fe católica ante los judíos y árabes. La tradición se mantiene viva hasta la década de los 50 del siglo pasado, cuando desaparece, sin que en el pueblo se conozca muy bien el porqué, aunque algunos vecinos apuntan que todo fue motivo de un enfrentamiento con el párroco y otros sostienen que fue debido a que hubo mucha migración a la ciudad y la localidad quedó despoblada.

Aunque en su día la organización tuvo carácter militar, hoy funciona como una cofradía, y aunque conserva el organigrama de galones en sus respectivos cargos (capitán, teniente y sargento) y ciertos gestos castrenses, en realidad se trata de un grupo de budiacos que quieren dar realce a su fervor religioso.

En la antigüedad eran doce, como los doce apóstoles, más el capitán; pero cuando se recuperó la fiesta, no se puso límite, empezaron catorce y luego se sumaron tres más. No hay mujeres porque no se han animado, pero no existe ninguna norma que lo prohíba, cualquiera puede pertenecer a la Hermandad, sólo es necesario estar bautizado.

El capitán se elige entre todos, pero es cargo vitalicio. Él nombra al teniente y al sargento. Aunque hasta principios de siglo llevaron el traje de fiesta alcarreño, con calzón corto, ellos optaron por recuperar el traje de pana negra, traje de los domingos, que se empezó a usar en los cincuenta.

Otra característica típica de estos días santos es que, a partir del Jueves Santo, no suenan las campanas de la iglesia, hasta que tocan a Gloria a las 00.00h del Domingo de Resurrección, por lo que, la llamada previa para acudir a los distintos actos religiosos se hace con carracas.

Escolta al Abad y Lavatorio

Los Soldados de Cristo tienen una gran presencia en todos los actos religiosos de la Semana Santa. En este Jueves Santo, a partir de las 17:00 horas, toda la Hermandad de los Soldados de Cristo se concentran en las “Cuatro Calles” y se dirigen a la Iglesia.

Posteriormente cuatro soldados bajo el mando del “capitán”, escoltan al Párroco/Abad desde su domicilio hasta la iglesia, donde se celebra la Santa Misa con gran afluencia de público y expectación para presenciar el “Lavatorio (a cargo de doce soldados) y traslado del Santísimo al Monumento”, escoltado por el capitán y dos soldados, los cuales quedan ya haciendo guardia. Los relevos de dichas guardias se efectúan solemnemente por el capitán o teniente.

Después tiene lugar la procesión por las calles previa subasta de los palos de las imágenes de “Jesús con la Cruz a cuestas”, “Jesús atado a la columna” y la “Cruz Grande”, llevada por los voluntarios más esforzados.

A partir de las once de lo noche se celebra la Hora Santa con solemnes momentos de meditación y recogimiento sobre la Pasión de Nuestro Señor. Los Soldados acompañan al Sacerdote mientras dos de ellos montan guardia ante el Monumento.

Desde este Jueves Santo, los toques de campanas de la Iglesia anunciando el comienzo de los actos religiosos, serán sustituidos por el toque de “Carracas”, que realizarán los Soldados de Cristo por las Calles del pueblo.

Procesión del Santo Entierro

El Viernes Santo se celebra el Viacrucis y los Oficios, aunque sin duda es la Procesión del Santo Entierro (a las 18:00 horas) , desde la Iglesia hasta la ermita de la Soledad, con la imagen de “Jesús del Sepulcro”  sacada por los Soldados de Cristo de forma espectacular a brazo alzado, escoltado junto a la “Dolorosa” que, ataviada con manto negro, es portada por las mujeres , la estampa más especacular.

Luego llega la procesión del Silencio, a las 23:00 horas, donde las velas encendidas rodean la imagen de la Virgen Dolorosa acompañada en su dolor. Silencio, recogimiento y devoción. Todas las calles del recorrido permanecen iluminadas unicamente por antorchas.

Singular también la procesión del Encuentro, el Domingo de Resurrección a las 12:00 horas. Por un lado el sacerdote con el Santísimo en la Custodia y todos los hombres, por otro “La Dolorosa” cubierta con velo negro y acompañada por las mujeres. El encuentro se produce en la plaza, las mujeres cantan las “coplas del encuentro”: Quitadle el velo a María ...

Visto 849 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.