Las Jornadas Medievales de Sigüenza llegan este año a su XX Edición

Las Jornadas Medievales de Sigüenza llegan este año a su XX Edición

Los próximos días 12, 13 y 14 de julio, Sigüenza revivirá una parte de su pasado histórico con la celebración de sus Jornadas Medievales. Este año, además, se conmemora el vigésimo aniversario desde que allá por el año 1999, la Asociación Medieval Seguntina empezara a organizarlas para exaltar el legado histórico y medieval de la Ciudad del Doncel, recordando el destierro de Doña Blanca de Borbón repudiada y recluida por su esposo, Pedro I, El Cruel, en el Castillo de Sigüenza, actual Parador de Turismo. El paso del tiempo y la excelente capacidad de convocatoria de este acontecimiento, declarado de Interés Turístico Provincial, le han otorgado gran relevancia, aumentando en cada edición la participación y el número de visitantes.

La Asociación Medieval Seguntina, con el patrocinio del Ayuntamiento de Sigüenza y de la Diputación Provincial, y la colaboración de numerosas empresas locales, ha confeccionado un intenso programa con numerosas actividades pensadas para disfrutar en familia. En este carrusel de actos cohabitan eventos que se han convertido ya en tradicionales en las jornadas y otras interesantes novedades, que siempre intentan sorprender y emocionar al visitante. 

Los actos se iniciarán el viernes, 12 de julio, con la presentación de los personajes que intervendrán en las Jornadas Medievales, el Hechizo de las Brujas y un concierto de Música Folk en la Plaza Mayor. La música medieval volverá a ser protagonista fundamental durante estos días, con numerosos conciertos en diferentes ubicaciones del casco histórico seguntino.

El sábado comenzará con el Desfile Medieval que partirá desde la Plaza D. Hilario Yabén para realizar un recorrido que desembocará en la Plaza del Castillo, lugar donde realmente estuvo confinada la reina Doña Blanca de Borbón, personaje histórico en torno al cual se articulan las Jornadas. Allí se leerá el Manifiesto de la Reina, para poner en antecedentes a todos los presentes. Durante toda la jornada, se sucederán numerosos actos: pasacalles, actuaciones musicales, justas a caballo, danzantes y juglares, batallas infantiles con catapultas de globos, campamentos, espectáculos de vuelo libre de rapaces o charlas de concienciación medioambiental.

También habrá exposiciones permanentes de armas en la Recepción del Parador y de aves rapaces, y la ciudad aparecerá ambientada, además, con cientos de puestos, que ofrecerán sus variadas mercaderías artesanales durante todas las jornadas, viandas, dulces, ropajes, adornos, convirtiendo a Sigüenza en un verdadero zoco medieval, con sus habitantes vestidos de época. El Mercado Medieval solamente aceptará la moneda de curso legal de entonces, “el maravedí”, que se podrá adquirir en los puestos de información de la Asociación Medieval.

Por la tarde, en las Eras del Castillo, se revivirá la llegada del Rey Pedro I y su séquito, con justas y juegos medievales a caballo, escaramuzas entre los partidarios de Pedro “El Cruel” y Doña Blanca de Borbón y el posterior asalto al castillo donde los fieles a la reina intentarán liberarla. Por la noche, la Ciudad del Doncel se iluminará únicamente con la reconfortante luz de las velas, recuperando el encanto de las calles medievales, justo antes del hechizo de las brujas y el baile de las ánimas.

El domingo se iniciarán las jornadas al mismo ritmo que el día anterior, con juegos para los niños, pasacalles y la actuación de los diferentes grupos musicales. También llegará el destierro de Doña Blanca, entre combates de los diferentes bandos, y el traslado de la Reina a la Plaza Mayor. Las Jornadas se cerrarán, a las siete de la tarde, con la obra de teatro infantil, “La princesa y el dragón”, patrocinada por el Ayuntamiento de Sigüenza. En definitiva, un fin de semana intenso donde la ciudad recupera su pasado esplendor, donde fue escenario de acontecimientos históricos transcendentales en el devenir y posterior futuro de España.

Antecedentes históricos 

Desde su primera edición, hace ya veinte años, las Jornadas Medievales recrean un hecho histórico que tiene como protagonista fundamental a un personaje real, doña Blanca de Borbón, que estuvo desterrada en el Castillo de Sigüenza durante cuatro años por su marido, Pedro I El Cruel.

Sobre este relevante acontecimiento histórico se configuran las Jornadas Medievales de la Ciudad del Doncel tal y como hoy las conocemos. La Asociación Medieval Seguntina, que tiene como uno de sus objetivos la promoción medieval de la ciudad encontró en la figura de Doña Blanca y su presencia en el Castillo de Sigüenza, un pretexto para organizar desde 1999 una de sus actividades anuales más importantes, recreando una de las épocas más apasionantes de nuestra historia.

En la Edad Media, la relevancia histórica de la Ciudad del Doncel es un hecho probado. En esa época, se levantan sus monumentos más destacados, la Catedral Cisterciense del Siglo XII y el Castillo Episcopal, lugar donde se desarrollan la mayoría de los actos de las Jornadas Medievales. El Episcopado de Sigüenza fue también testigo de la mayoría de los acontecimientos que se desarrollaron durante el Medievo en España, sobre todo, por medio de sus obispos titulares.

Doña Blanca de Borbón fue la esposa repudiada por Pedro I de Castilla y de León, apodado como “el cruel” o “el justiciero”. Contrajo matrimonio a la edad de 18 años, por intereses de Estado, con Pedro I el 3 de junio de 1353 en la Iglesia de Santa María La Mayor en Valladolid. En esa época, su marido ya mantenía relaciones con su concubina, María de Padilla.

Supuestamente, a la boda acudió el Obispo de Sigüenza, Pedro Gómez Barroso. A los tres días del casamiento, Pedro I abandona a su esposa, Blanca de Borbón, para marcharse a vivir con María de Padilla, con quien acababa de tener una hija. Algunos historiadores justifican este abandono por el incumplimiento del rey de Francia de las capitulaciones matrimoniales. Sin embargo, el matrimonio entre Pedro I y Doña Blanca se dio siempre por válido, tanto en Francia como por el propio Pedro I, quien así lo recogía en documentos posteriores sobre donaciones a favor de la madre de María de Padilla.

El primer destino de Doña Blanca tras su breve matrimonio fue el Monasterio de Santa Clara en Tordesillas. En compañía de la reina madre, Doña Leonor, se traslada después a Medina del Campo. A finales de 1354, se refugia en Toledo, en la propia Catedral, por consejo de los obispos de Sigüenza y Segovia. El 17 de marzo de 1355, el rey Pedro I toma la ciudad toledana, protagonizando junto con sus hermanos bastardos un sangriento episodio contra la población judía y los caballeros toledanos. 

Pedro I ordena que Doña Blanca sea custodiada por la tía de María de Padilla. Cuatro días después, manda que sea trasladada a Sigüenza. Previamente, hizo prisionero a Pedro Gómez Barroso, obispo de Sigüenza, enviándole a Aguilar de Campoo. Así comienza el último periodo de la estancia de Doña Blanca de Borbón en el Reino de Castilla. 

Paradójicamente, no existe documentación escrita en los archivos seguntinos sobre la presencia de Doña Blanca en la ciudad, según parece por las represalias dictadas por Enrique de Trastámara al asumir el Reino de Castilla y de León, tratando de silenciar todo lo referido al reinado de su hermano Pedro I. La historia seguntina de Doña Blanca se conoce por los testimonios cruzados de diversos historiadores que vinieron a validar la leyenda popular.

La estancia de Doña Blanca de Borbón como confinada o retenida en el Castillo Episcopal de Sigüenza duró cuatro años. La acompañaba una pequeña corte: su secretario Ottobon de Oliva, su capellán Juan Oyuel y los caballeros que la custodiaban, Iñigo Ortiz de la Cueva y Ruy Pérez de Soto, y posiblemente su dama Leonor de Saldaña.

Doña Blanca moró en el Castillo en la torre que hoy lleva su nombre, aunque no exactamente en la celda que se exhibe en el Parador actual. Desde su refugio, pudo contemplar las obras de conclusión de la Catedral, cómo se iba erigiendo su almenada torre y, también, oír el tañido de las campanas de las próximas iglesias románicas de San Vicente y de Santiago. 

Desde Francia y la Corte de Aviñón de Inocencio VI, trataron de convencer a Pedro I para que acabara su cautiverio, pero las constantes misivas no tuvieron ningún éxito, más bien al contrario, enfurecieron más al rey.

Es en la ciudad de Sigüenza y en su Castillo Episcopal, donde Doña Blanca de Borbón más tiempo pasó durante su estancia en España. Aislada, perdió toda la esperanza de que sus parientes la socorrieran o de que la intervención del papa fuera eficaz y de que su marido, con el que apenas había coincidido, reconsiderara su actitud y la condujera a su lado.

En estos años, la historia del reino es convulsa. Pedro I combate en una compleja guerra con los nobles castellanos y con su hermano bastardo, Enrique de Trastámara. Su derrota en la batalla de Araviana provoca que pueda peligrar la «seguridad» de Doña Blanca en Sigüenza por lo que ordena su traslado a Andalucía en el año 1359.

En pleno conflicto castellano-aragonés, Doña Blanca es trasladada hasta Jerez de la Frontera. Simultáneamente, el Castillo seguntino es ocupado por el nuevo obispo de la Diócesis de Sigüenza, Don Juan Lucronio, Abad de Salas. En la villa gaditana, Doña Blanca de Borbón reside en la denominada «Torre de Doña Blanca» en el Pago de Sidueña, en el camino hacia el Puerto de Santa María. Posteriormente, termina habitando en la también denominada «Torre de Doña Blanca», en Medina Sidonia, custodiada por Iñigo Ortiz. Esta sería su última residencia en España.

Allí fallece en 1361 Doña Blanca de Borbón por causas desconocidas, aunque todo apunta a que no fue por motivos naturales. Algunos historiadores hablan de envenenamiento, otros citan su asesinato por el ballestero Juan Pérez de Rebolledo, por orden de Pedro I. Fue enterrada en la Iglesia del Convento Franciscano de Jerez de la Frontera, según consta en la lápida mandada colocar por la Reina de Castilla, Doña Isabel La Católica, que testimonia que murió cuando tenía tan sólo 25 años.

El hermano de Doña Blanca, el III Duque de Borbón, quiso vengar su muerte. En 1366, envió una tropa, al mando de Du Guesclin, para apoyar a Enrique de Trastámara en su lucha contra Pedro I de Castilla y de León, ambos hermanos bastardos. Más tarde, Du Guesclin ayuda a Enrique de Trastámara en su duelo fratricida con Pedro I, causándole la muerte en Montiel en 1369, instaurándose así en Castilla la dinastía de los Trastámara. En este episodio, Du Guesclin parece ser que pronunció la célebre frase de «...ni quito ni pongo Rey, pero ayudo a mi Señor».

Estos aconteceres históricos de la vida de Doña Blanca de Borbón en Sigüenza, son los que exalta, promociona y divulga la Asociación Medieval de Sigüenza en sus ya famosas Jornadas Medievales, que este año celebran su vigésima edición, con un programa repleto de actos durante el fin de semana del 12, 13 y 14 de Julio.  

 

PROGRAMA DE LAS XX JORNADAS MEDIEVALES DE SIGÜENZA

 

 

Viernes, día 12 de julio

23,30 h. Plaza Mayor: Concierto de Música Folk. Patrocina: Diputación Provincial. 

00,00 h. Plaza Mayor: Presentación de personajes de las Jornadas Medievales y Hechizo de las Brujas. Continuación del Concierto.

 

 

Sábado, día 13 de julio

12,00 h. Desfile Medieval. Plaza D. Hilario Yaben, c/ Cardenal Mendoza, c/ Mayor, c/ Travesaña Alta, Plazuela de la Cárcel, Puerta de Hierro, c/ Portal Mayor, c/ Castillejos, Plaza del Castillo. 

Plaza del Castillo: Manifiesto de la Reina Dª Blanca de Borbón. 

Saludo de bienvenida a las XX Jornadas Medievales.

Representación de todos los grupos participantes en las Jornadas. 

12,30 a 21:00 h. Plazuela de la Cárcel. Juegos para niños. 

12,30 h. Plaza del Castillo. FAUNA HALCÓN. Exposición continua de aves rapaces. 

12,30 h. Exposición permanente de Armas: Grupo “BAUCAN” “Armas antes y después de D. Pedro”. En la Recepción del Parador.

Patio de Armas del Castillo. Grupo “BAUCAN” “Campamento de evocación templaria”. 

Horario: Desde final del desfile a 14:30 horas y de 17:00 a 19:30 horas. 

13,00 h. a 14,00 h. Pasacalles por el casco histórico. GRUPOS “BARROMBA”, “BARZONIA” e “IXERA”. 17:00 h. Pasacalles por el casco histórico. GRUPOS “BARROMBA” e “IXERA”. 

17,00 h. Plaza del Castillo. GRUPO “BARZONIA”. 

18,00 h. Plaza del Castillo. GRUPO “IXERA”. 

18,00 h. Plaza del Castillo. Batalla infantil con catapultas de globos de agua con el Grupo “DANDELION”. 

19:00 h. Plaza del Castillo: GRUPO “BARROMBA”. 

19,30 h. Eras del Castillo: FAUNA HALCÓN. Espectáculo de vuelo libre de aves rapaces y charlas de concienciación medioambiental. 

20,30 h. Palenque en las Eras del Castillo: Llegada del Rey Pedro I y su séquito. Justas y juegos medievales a caballo, por los jinetes seguntinos. Colabora: “PICADERO LAS LLANAS”. 

21,00 h. GRUPO “BAUCAN”. Exhibición de combates previa al asalto al castillo y escaramuza entre partidarios de Doña Blanca de Borbón y Don Pedro I El Cruel. 

21,30 h. Eras del Castillo: ASALTO AL CASTILLO.  Partidarios de Dª Blanca intentan liberar a la Reina. Colaboran:  Parador de Turismo, Grupos espeleológicos, Grupo “BAUCAN” y “Dulzaineros de Alcalá”. 

22,30 h. Iluminación con velas, recuperando el encanto de nuestras calles medievales. Plaza Mayor, Fuente Cuatro Caños, Calle de La Sinagoga, Travesaña Alta (primer tramo), Plazuela del Doncel, Plazuela de la Cárcel y Plaza del Castillo. 

22,45 h. Plaza del Castillo. Concierto GRUPO “BARZONIA”.

23,00 h. Noche de embrujo. Salida de la Fuente de los Cuatro Caños, recorrido de las Brujas y sus maleficios por las calles del casco histórico, hasta la Plaza del Doncel, acompañadas del Grupo «BATUCADA» Banda de la Vera Cruz. 

23,45 h. Plaza Mayor: BAILE DE LAS ÁNIMAS. GRUPO DULZAINAS DE ALCALÁ “Lamentos de la Reina Dª Blanca”. GRUPO “BAUCAN”. Combate de espadas. ASOCIACIÓN BAILES SALÓN MANZANARES. Danza Medieval. Actuación del GRUPO “BARROMBA”. Representación del Grupo “ANDRADANZA”. Embrujo Oriental. 

01,00 h. Plaza Mayor: Concierto de Música: GRUPO “IXERA”.

 

 

Domingo, día 14 de julio

11,00 h. Plazuela de la Cárcel. Juegos para niños. 

11,30 a 19:00 h. Plaza del Castillo. FAUNA HALCÓN. Exposición continua de aves rapaces. 

11,30 a 14,00 h. Pasacalles por el casco histórico. GRUPOS: “BARROMBA”, “BARZONIA”, “IXERA” y “DULZAINEROS DE ALCALÁ”. 

12,30 h. Patio de Armas del Castillo: DESTIERRO DE LA REINA Dª BLANCA. Combates entre los partidarios de D. Pedro y D. Enrique. Grupo “BAUCAN”. 

12,40 h. Desde el Patio de Armas del Castillo, traslado de la Reina a la Plaza Mayor. Acompañados por Los Grupos “DULZAINEROS DE ALCALÁ” y “BARZONIA”. 

13,00 h. Plaza del Castillo. GRUPO “BARZONIA”. 

13,00 h. Plaza del Castillo. Grupo “DANDELION”. Batalla infantil con catapultas de globos de agua. 17,00 h. Plaza del Castillo. Grupo “DANDELION”. Batalla infantil con catapultas de globos de agua. 17,00 h. Plaza del Castillo. Grupo “BARZONIA”. 

17,00 h. Pasacalles por el casco histórico. Grupo “BARROMBA”. 

18,00 h. Plaza del Castillo: FAUNA HALCÓN. Espectáculo de vuelo libre de aves rapaces. 

18,00 h. Pasacalles por el casco histórico hasta la Plaza Mayor. Grupos «BARROMBA» y “BARZONIA”. 

19,00 h. Plaza Mayor: Teatro Infantil Compañía. “PROYECTO CARAVANA”. Obra “La Princesa y el dragón”. Patrocina: Excmo. Ayuntamiento de Sigüenza.

CIERRE DE LAS XX JORNADAS MEDIEVALES

Visto 735 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.