Guadalajara, Alovera y Azuqueca recuerdan a las víctimas del 11-M

Guadalajara, Alovera y Azuqueca recuerdan a las víctimas del 11-M

Decenas de claveles rojos depositados, música y el testimonio de Paloma González, sobrina de José Gallardo, uno de los guadalajareños fallecidos hace 14 años en los atentados del 11M, han sido el símbolo con el que la sociedad de Guadalajara ha querido recordar y rendir homenaje a todas las víctimas, y de manera muy especial a las 16 vinculadas con Guadalajara, en la Glorieta dedicada a ellas en la capital alcarreña. Alovera y Azuqueca también han recordado a las víctimas del 11-M.

Autoridades políticas, militares y policiales, agentes sociales, familiares directos e indirectos de las víctimas del terrorismo islamista, y la sociedad en general de Guadalajara, han asistido a este sentido y emotivo homenaje en recuerdo de todas y cada una de las víctimas, para honrarles y también para apoyar a sus familias.

En la glorieta dedicada a las víctimas y en un acto organizado por el Ayuntamiento de Guadalajara para mantener vivo el recuerdo de todas las víctimas, para conseguir que no se olviden, el presidente de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, Eulogio Paz, ha querido hacer hincapié en como el esa fecha permanece en la memoria colectiva.

El hijo de Eulogio Paz iba en el cuarto vagón del tren que estalló en El Pozo (Madrid), el tren que salió precisamente de Guadalajara --los otros tres salieron de Alcalá de Henares (Madrid)--, y Paz ha querido recordar a los muertos y también a los cerca de 2.000 heridos por ese atentado de 2004, una fecha recordada este domingo como el Día Europeo dedicado a las Victimas del Terrorismo.

Paz ha querido recordar también al guadalajareño Francisco Javier Torronteras, el GEO que fallecía días después de los atentados en la explosión del piso de Leganés (Madrid).

Ha defendido la necesidad de trabajar para que desaparezcan las desigualdades de manera que los terroristas no puedan justificar "jamás" sus atentados, aunque ha querido indicar que en este caso no sólo fueron razones económicas sino religiosas las que motivaron estos atentados. Ha dicho que catorce años después las secuelas de las víctimas todavía existen y, por ello, cree que es un deber de las diferentes administraciones el continuar con su apoyo a estas pero también cree que es deber de trasladar a los libros de texto lo que ocurrió en esa fecha, "un relato objetivo que conforme la memoria".

Tras la interpretación por parte del cuarteto de orquesta Ciudad de Guadalajara del 'Ave María', Paloma González, sobrina de una de las víctimas, quien apenas tenía siete meses cuando ocurrieron los atentados, ha tenido unas entrañables palabras para su tío y para el resto de las víctimas tras indicar que "las nuevas generaciones nos encargaremos de que las víctimas no queden en el olvido".

Román: "Su memoria seguirá viva"

Por su parte, el alcalde de la capital, Antonio Román, en nombre de la sociedad de Guadalajara, y ante la presencia, entre otros, del subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Sánchez, del delegado de la Junta, Alberto Rojo, del vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, y de familiares de las víctimas, ha querido hacer hincapié en como ese 11 de marzo uno de los trenes afectados partió de Guadalajara.

Román ha recordado a todos los fallecidos poniendo nombre a los vinculado con Guadalajara, nombres como David, Sara, Eduardo, Sergio, Begoña, José, Mohamed, Mario, María, y Anca, entre otros. A todos ellos puso nombre y apellidos, en su mayoría jóvenes.

Según Román, su memoria seguirá viva "siempre", tras insistir en que el "desgarro" de esos días sigue vivo pero también la "marea" de solidaridad que generó "aquel negro 11 de marzo de 2004". Además, ha querido condenar el terrorismo y ha reivindicado la necesidad de combatirlo "unidos, porque sólo desde la unidad es posible derrotarlo", ha dicho.

En declaraciones posteriores a los medios, José García Molina se ha referido a esta fecha como un día para la reflexión por un acto que "conmovió a toda las sociedad española, que también tuvo un fuerte impacto en nuestra tierra".

Para Molina, "no cabe otra que el recuerdo" de unos hechos que "pueden seguir pasando", porque, tal y como ha señalado, todavía hay amenazas, y cree que por eso, "desde la responsabilidad y la competencia que tenemos en la Junta de Comunidades, hay que seguir trabajando para prevenir" que no se repitan estos hechos.

También en Alovera y Azuqueca

En Alovera, de donde eran vecinas dos de las 15 fallecidas con vinculación a la provincia de Guadalajara, se ha guardado un minuto de silencio a mediodía junto al monolito erigido en honor a las víctimas de estos atentados, ubicado en la Plaza de La Comunidad del Municipio, donde también se han depositado flores y velas en recuerdo de los fallecidos. 

"Eterno afecto para las familias de las víctimas. Condena rotunda a la barbarie terrorista. Profundo afecto a mis compañeros de Renfe con quienes compartí la peor jornada de nuestra vida profesional", señalaba el alcalde de Azuqueca, José Luis Blanco a través de las redes sociales.

Como cada año, el Ayuntamiento ha querido rendir un sencillo y sentido homenaje a las familias de las cinco personas de Azuqueca de Henares que perdieron la vida en los atentados del 11 de marzo de 2004. Las flores depositadas frente al monumento y los cinco minutos de silencio sirven también cada año para homenajear a todas las víctimas del terrorismo, a quienes fue dedicada en 2009 la Plaza en la que se celebra este acto.

Recordatorio de García-Page

Y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha recordado hoy a las víctimas y familiares de los atentados que el 11 de marzo de 2014 se perpetraron en la ciudad de Madrid, y ha pedido “que no caiga en el olvido la tragedia y la sinrazón que vivió nuestro país hace catorce años”.

En un mensaje a través de sus redes sociales, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha asegurado que “la de hoy no debe ser una fecha cualquiera en el calendario”, pues el 11-M “se llevó por delante la vida de muchas personas, también de nuestra tierra”.

Pero también ha señalado que este suceso “puso a muchos españoles que discutían por cualquier cosa ante la realidad de que compartimos más cosas de las que nos diferencian”, una reacción que ha calificado de “sabia y responsable” por parte de un país “que se une ante los momentos duros, de la sociedad y de las familias de las víctimas”.

De esta forma, García-Page ha asegurado que se queda con esa “unidad” y con el sentido recuerdo de todas las víctimas de un día “infame” en nuestra historia, en el que fallecieron 193 personas y más de dos mil resultaron heridas.


Medios

Visto 1745 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.