Tres heridos en el segundo encierro de la feria de Guadalajara, uno de ellos por asta de toro. Tres heridos en el segundo encierro de la feria de Guadalajara, uno de ellos por asta de toro. Foto: Jesús Ropero / Ayto. Guadalajara

Tres heridos, uno por asta de toro en el segundo encierro de Guadalajara

Un herido por asta de toro, con un desgarro en la zona del escroto, es el balance del segundo encierro de las Ferias y Fiestas de Guadalajara, que se recordará también por su duración, casi 11 minutos, puesto que un toro se negó a entrar a los toriles de la Plaza de Toros y estuvo remoloneando en el ruedo unos 8 minutos. Otros dos heridos más se registraron en este encierro por traumatismos.

Se dejaba notar el viernes festivo en la mayor afluencia de público , tanto en el recorrido como en la plaza,  y una mayor participación de corredores en el encierro. Los seis astados en puntas de Loreto Charro que esta tarde lidiarán, Ponce, El Fandi y Castella, salieron con mucha fuerza de los corrales en la plaza de Bejanque, y se hicieron la cuesta arriba de la Carrera con grandes ímpetu.

En las curvas de Santo Domingo se vivieron momentos de tensión, con un corredor paralizado contra las chapas de metal de la manga derecha, que es en la que se estampan los toros para refrenar su carrera,. A punto estuvo de aplastarle un morlaca, aunque al final lo esquivó.

Después en Capitán Arenas se producían bonitas carreras y alguna que otra caída, hasta que en el tramo final, al alado derecho, el toro colorado y con ojo perdiz, empinaba a un corredor antes de subirse a la talanquera y lo volteaba.

Ese es el herido por asta de toro que fue trasladadlo por Cruz Roja a la enfermería de la plaza y luego al Hospital. Se trata de V.L.T., de 20 años y vecino de la Urbanización Las Castillas, de Torrejón del Rey.

Otros dos heridos más se han registrado en este tramos de Capitán Arenas por caídas. Son M.J.O., de 23 años y de Guadalajara ha sufrido una luxación en el hombro; J.F.E.S., de 32 años, ha sufrido un traumatismo en la nariz.

Ya en la plaza la manada acompañada de los mansos enfiló hacía chiqueros, excepto un último toro que se dio la vuelta justo en el portón y al que dobladores y pastores se afanaron en enchiquerar durante ocho largo minutos, con algún enfado con los jóvenes que no respetaban la prohibición de citar al astado. Finalmente lo lograron y se dio por concluido el encierro.

En la posterior suelta de vaquillas no hubo ningún herido.


Medios

Visto 786 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.