Cerca de seiscientas personas se concentraban ayer tarde frente a la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara, en la protesta convocada por el Movimiento feminista de Guadalajara, coincidiendo con la primera sesión del debate de investidura de Juanma Moreno, para mostrar su rechazo al retroceso de los derechos de las mujeres, bajo el eslogan "Ni un paso atrás".

Publicado en Local