El objetivo de esta concentración será “repudiar y documentar gráficamente la actuación de la Sociedad de San Vicente de Paúl”. Según la PAH, esta entidad católica “gestiona irregularmente estas viviendas, a pesar de que ha recibido ayudas públicas y subvenciones de toda clase”.

De igual manera, la PAH ha solicitado en trámite de información pública, tanto al Ayuntamiento de Guadalajara como al Ministerio del Interior, el informe que justifique el destino dado por esta entidad a las subvenciones percibidas y al que obliga la Ley de Transparencia, “dado que la Sociedad de San Vicente de Paúl no hace públicas sus cuentas”.

Durante esta semana y hasta el jueves 17 de octubre, el Ayuntamiento de Guadalajara va a reunirse con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Guadalajara, y con vecinos del barrio de Operación Alamín con el fin de facilitar el cumplimiento de la moción presentada en su día por el Grupo Municipal Socialista para la cesión a la Junta y a sus adjudicatarios de las 96 viviendas de esta promoción.
 
La Junta de Gobierno denunció en el Pleno del pasado 27 de septiembre que este asunto se encontraba dentro del grupo de "expedientes cerrados, lo que implica que el Partido Popular no hizo absolutamente nada" en ese tiempo.
 
El concejal de Vivienda, Rafael Pérez Borda ha abierto un período de consultas también con la Sociedad de San Vicente de Paul. Según la moción aprobada en 2018, se instaba al alcalde de Guadalajara "a que contacte con la Sociedad San Vicente de Paúl en España”, con la Diputación Provincial de Guadalajara, con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y con el Gobierno de España para poner a disposición de todas las familias que viven desde su primera adjudicación, la documentación y el asesoramiento necesario para que puedan defender sus derechos en relación con la “Operación Alamín” de las 96 viviendas comprendidas por las calles Valencia, Ávila y Bilbao de nuestra ciudad".