Los nuevos y modernos urinarios públicos ya están abiertos al público

Los nuevos y modernos urinarios públicos ya están abiertos al público

Los urinarios públicos recientemente instalados en la ciudad llevan abiertos al público desde ayer y ya pueden ser utilizados libremente por cualquier ciudadano que tenga necesidad de ello con tan solo apretar un botón. Así lo ha asegurado Antonio Román, quien se ha personado en el parque de La Concordia junto con el vicealcalde, Jaime Carnicero, y con Paco Úbeda, concejal de medio ambiente, para presentar este nuevo servicio, nunca mejor dicho, que ofrece la ciudad.

Se trata de un total de cinco cabinas de urinarios autolimpiables ubicados en la Concordia, Bejanque, el parque Don Bosco junto a la cárcel, la Avenida del Ejército al lado de la Oficina de Turismo y la Avenida de Aragón, más conocida como “ruta del colesterol”.

Aunque  el Ayuntamiento ya venía pensando en implantar estos urinarios, finalmente su instalación se ha realizado en el marco del contrato de la empresa que realiza los servicios de limpieza en la ciudad desde hace casi un año. Esto ha supuesto un “avance en mejoras para la ciudad” y “presupuestariamente no tiene coste alguno para el Ayuntamiento” lo que supone una “importante inversión” ya que se estima el coste de un servicio de este tipo en los 30.000€, según ha detallado Román.

Inicialmente el acceso será gratuito y con tan solo pulsar el botón verde de la puerta los usuarios podrán acceder al interior del urinario, una cabina equipada con inodoro, lavamanos, dispensador de jabón, papel, cambiador para bebés, espejo…etc. Después de ferias se decidirá cuál será el modo de acceso definitivo: “en algunas ciudades se cobra una cantidad económica mínima, diez o veinte céntimos”, comentaba el alcalde, pero también se está planteando programar el acceso “con la tarjeta XGuada u otras tarjetas con banda magnética” como podría ser la de la Seguridad Social.

El uso de tarjetas para acceder no tendría un afán recaudatorio, pues seguiría siendo gratuito; su uso se debe a la necesidad de regular la correcta apertura y cierre de puertas ya que, una vez un usuario abandona el urinario, las puertas se cierran de forma automática y el servicio procede a su autolimpiado con un sistema de desinfección del retrete y con el lavado con duchas y chorros del interior de la cabina.
Una luz en la puerta indicará a los vecinos el estado del servicio: verde, rojo y azul serán libre, ocupado y en proceso de limpieza. En el interior de la cabina, un contador medirá el tiempo del que dispone cada usuario para emplear el servicio, que no debe ser superior a los 15 minutos, pues la limpieza está programada también para esa franja de tiempo.

El servicio permite además la programación del horario por lo que desde el Ayuntamiento “estudiaremos después de ferias el horario de uso” para minimizar  desperfectos porque, aseguraba Román, “tenemos visto que por la noche aumenta la vandalización”.

Los urinarios incorporan también un mecanismo que contabiliza los usos por lo que se podrá valorar su nivel de rendimiento; de momento, tan solo en la mañana de ayer el servicio de La Concordia registró 41 usos, aunque desconocemos si serían usuarios reales o curiosos que querían conocer la novedad. “Vamos a ver cómo funcionan estos cinco y esperemos que en el futuro podamos ampliar en otros puntos de la ciudad”, ha declarado Román, quien ha pedido “buen uso, comprensión y que la gente aprecie el esfuerzo que se hace por mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos”.

Visto 2776 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.