La actuación contemplada  es la consolidación de los muros del Alcázar Real en la fachada que da frente al parque Fluvial del Alamín. La actuación contemplada es la consolidación de los muros del Alcázar Real en la fachada que da frente al parque Fluvial del Alamín.

Licitadas las obras de la muralla del Alcázar por un millón de euros

El Ayuntamiento de Guadalajara ha sacado a licitación las obras de restauración de la Muralla y los Muros del Alcázar Real de Guadalajara por 1.023.794 euros, tras ser aprobado el expediente en la Junta de Gobierno  el pasado 10 de septiembre. Las ofertas pueden presentarse hasta el 21 de octubre y el plazo de ejecución es de doce meses.

La actuación contemplada  es la consolidación de los muros del Alcázar Real en la fachada que da frente al parque Fluvial del Alamín. Igualmente el proyecto, objeto de licitación contempla el afianzamiento del cuerpo exterior al perímetro delimitado por los muros del Alcázar.

Este Bien de Interés Cultural construido entre los siglos VIII y X y de titularidad pública, está situado en el centro de la ciudad de Guadalajara. La destrucción se produce el 22 de julio de 1936 con el ataque al cuartel mediante bombas incendiarias que dejan el edificio en llamas y en desuso. El ataque aéreo perpetrado por los rebeldes sobre Guadalajara el 6 de diciembre de ese mismo año, el mismo que destruye el palacio del Infantado y gran parte de la ciudad, acaba con lo que quedaba de las instalaciones del alcázar, dejando en pie los pocos muros que hoy se ven. Desde entonces, el Alcázar Real de Guadalajara pasaría 69 años de abandono absoluto hasta que en 1998 se comenzaron las primeras excavaciones arqueológicas para el estudio y consolidación de los restos que deja esta fortificación. 

Su principal función como fortificación andalusí es la de proteger la entrada a la ciudad y vigilar el paso por el valle del río Henares y la Campiña. Durante la época cristiana cumple las funciones de palacio real a imagen de los Reales Alcázares de Sevilla y del Alcázar de Córdoba, que datan de la misma época, hasta su abandono y conversión, primero, en fábrica de sarguetas y, después, en cuartel militar, última utilidad que tiene hasta quedar destruido definitivamente en 1936. 

Las últimas excavaciones arqueológicas que se realizaron en este monumento entre 2004 y 2007. En 2010 se iniciaba el Plan Director que resumía las actuaciones a realizar en este monumento. En 2015 el compromiso de rehabilitar el Alcázar de Guadalajara se pone en el acuerdo de Gobierno entre Ciudadanos y PP, que permitió a Antonio Román gobernar en minoría. El proyecto arquitectónico que el Ayuntamiento encargó al grupo de empresas (UTE) Gómez-Latorre-Moreno por un importe de 107.000 euros para consolidar la estructura exterior del edificio concluyó a mediados de 2018. La ejecución de estos trabajos estaba condicionada a la concesión de la subvención de más de 1 millón de euros que el Consistorio solicitó al Ministerio de Fomento, a través del programa del 1,5% cultural en 2018, finalmente aprobada, por lo que el Ministerio de Fomento aporta el 75% del presupuesto total de la actuación que asciende a 1.238.790,98 euros, con IVA incluido.

Visto 365 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.