Daniel Jiménez, portavoz del PSOE en el Ayuntamieto de Guadalajara. Daniel Jiménez, portavoz del PSOE en el Ayuntamieto de Guadalajara.

Las Escuelas Infantiles Municipales renovarán su contrato con empresa deudora

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, ha denunciado la próxima adjudicación del contrato de gestión de las dos Escuelas Infantiles Municipales a Servicios Infantiles Dulcinea, la empresa ciudadrealeña que gestionaba hasta el momento los dos centros “a pesar de saber que es una empresa incumplidora”.

El socialista ha denunciado que la empresa en cuestión es incumplidora con las trabajadoras “a las cuales adeuda a día de hoy 22.100€ derivados de las pagas extraordinarias de diciembre de 2015 y junio de 2016” y que, además, “ha incumplido de forma reiterada su obligación de mantener las instalaciones y el material existente en estas escuelas”, así como cuestiones que tienen que ver “con la limpieza y manutención de los niños y niñas”.

Jiménez señalaba que Gestiones Infantiles Dulcinea había presentado, además, la peor oferta de las dos presentadas a concurso: era la oferta “más cara para los padres, costando 120€ más al año” y la que peor horario ofrecía ya que la otra empresa ofrecía una hora y media más de apertura. Así, en la clasificación de las ofertas, Servicios Infantiles Dulcinea se situaba a una diferencia de 46 puntos con respecto a la empresa ganadora del concurso, la madrileña Gestión de Empresas Infantiles.

El contrato anterior finalizó el 30 de septiembre pero la empresa ganadora no presentó la documentación necesaria para formalizar el nuevo contrato. En cambio, sí envió una carta al Ayuntamiento el 23 de septiembre en la que, según el socialista, declaraba que “había tenido conocimiento con posterioridad a la presentación de ofertas de que la actual empresa adeudaba a las trabajadoras más de 20.000 euros” y que, debido a una cláusula del pliego que establece la obligación de subrogarse a las trabajadoras, la empresa aducía que no iba a formalizar el contrato en estas circunstancias “si antes, el Ayuntamiento o la empresa que realiza el servicio no liquidaban la deuda con las trabajadoras”. Jiménez ha asegurado que, a día de hoy, el alcalde no ha respondido a la comunicación de esta empresa.

El portavoz de los socialistas ha señalado que, el 13 de octubre,  en la junta local de gobierno a la que estaban citados los representantes de los distintos grupos políticos, el alcalde introdujo por urgencia el asunto de esta contrata. “Nadie disponía de la documentación”, se lamentaba Jiménez explicando que, en el acuerdo de ese día, se aprobó “desistir de la empresa ganadora, puesto que no había presentado la documentación y recurrir a la segunda para que presentase la documentación para poder formalizar el contrato y continuar el servicio”.

Jiménez ha criticado igualmente que en el pliego de condiciones no se informase de la deuda existente, así como de que nunca se haya iniciado un expediente sancionador por parte del Ayuntamiento hacia esta empresa, “a pesar del incumplimiento reincidente de las obligaciones”, y ha acusado también al equipo de gobierno de incumplir con el acuerdo aprobado en el Pleno del 1 de julio, por el que en un plazo de siete días “se exigía a la empresa adjudicataria, Servicios Infantiles Dulcinea, que acreditase el cumplimiento de todas y cada una de sus obligaciones contractuales, haciendo especial hincapié en las tareas de mantenimiento y del cumplimiento de sus obligaciones laborales con las trabajadoras”. Una moción “tan sencilla” que “como tantas otras”, denunciaba Jiménez, “no se ha cumplido, a pesar del mandato del pleno”.

El contrato finalizó el pasado 30 de septiembre pero se le ha dado continuidad al servicio ya que "no se puede dejar a los niños en la calle" y lo próximo será que la empresa presente la documentación necesaria para formalizar el contrato. “La empresa es hábil y paga lo que sabe que puede cerrarle puertas”, comentaba Jiménez señalando que, si no debe dinero a Hacienda, al Ayuntamiento o a la Seguridad Social, “previsiblemente se le adjudicará el contrato y, durante los próximos cuatro años, la misma empresa incumplidora seguirá prestando el servicio de escuela infantiles”.

La situación afecta a los dos centros infantiles municipales, Manantiales y Alfanhuí, con 129 plazas para niños de cero a tres años, y a sus trabajadoras, con sueldos de “trecientos, quinientos y, la que más, de entorno a ochocientos euros” y a las que se debe más de 20.000€, según comentaba el socialista, que ha lamentado que se vayan a volver a adjudicar 96.000€ anuales de subvención pública a una empresa “incumplidora”.

 

 

Visto 851 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.