Alfombras Corpus Alfombras Corpus Julio Fraile

La lluvia acaba con las alfombras del Corpus

 Hacía una mañana expléndida y soleada y en las terrazas de la calle Mayor bullía el jaleo, mientras que en el tramo Bajo de Miguel Fluiters, casi un centenar de hermanos de la Pasión, incluida la chiquillería, se afanaban desde primera hora de la mañana en fabricar la alfombra ornamental de serrines para acompañar mañana a la procesión del Corpus Christi. De repente, hacía las tres de la tarde,  se ha levantado un vendaval que ha tumbado las sombrillas de las terrazas, que se llevaba en volandas las sillas y tras él, un fuerte chaparrón de apenas media hora, que ha convertido las alfombras en riachuelos de colores.

"Llevamos trabajando desde las ocho de la mañana, es un auténtica pena", se lamentaban los hermanos de la Pasión, que inutilmente intentaban fabricar pequeños diques de serrín para desvíar el arrastre del agua, sin mucho éxito. Al final daban la batalla por perdida, calados hasta los huesos, viendo con desesperación como los que antes eran perfectos dibujos definidos de mosaicos y de los escudos de la ciudad y de la cofradía, ahora eran charcos densos de colores revueltos. "Si no llueve esta tarde trataremos de hacer lo que se pueda", señalaban resignados.

Y es que la confección de estas alfombras que dan toda la vistosidad al Corpus ya se ha convertido en un bonito día festivo para toda la hermandad, que juntos habían compartido comida junto a unas carpas en la zona de teniente Figueroa, justo un rato antes del chaparrón.

Es una tradición que comenzó hace 16 años y a la que ya se han sumado otras tres cofradías, la del Cristro del Amor y de la Paz que la elabora frente a San Ginés, la Soledad en el tramo de San Nicolás de la calle Mayor y la Cristo Yacente que la hace junto a la concatedral de Santa María.

Al igual que la alfombra de la Pasión, las otras tres también han acabado encharcadas, pero las cofradías van a intentar reacerlas y tenerlas listas para mañana, cuando después de la misa mayor en la Iglesia del Fuerte de San Francisco, cantada por el Orfeón Santa Teresa, a las 11:30 horas comience la procesión que pasa por las cuatro alfombras florales al discurrir por la C/ Capitán Boixareu Rivera, Plaza Sto. Domingo, para seguir por la C/ Mayor, Plaza del Jardinillo C/ Miguel Fluiters  y volver por C/ Tte. Figueroa, C/ Ingeniero Mariño hasta la Plaza de Sta. María, donde se realiza la bendición a cargo del Obispo de Sigüenza-Guadalajara, Monseñor Atilano Rodríguez.

Al menos para mañana por la mañana no anuncían lluvía, aunque algo puede caer justo hacía las dos de la tarde.


Medios

Mira el video Julio Fraile
Visto 3888 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.