El nuevo Ayuntamiento de Guadalajara apuesta por traer un elefante a la cabalgata, cuando el sudo de los mismos endebles circos está siendo muy criticado por las organizaciones animalistas en los últimos años. El nuevo Ayuntamiento de Guadalajara apuesta por traer un elefante a la cabalgata, cuando el sudo de los mismos endebles circos está siendo muy criticado por las organizaciones animalistas en los últimos años.

La cabalgata de Guadalajara tendrá elefante y muchas hadas, gnomos y duendes

Aunque por parte de los responsables municipales se han dado pocos detalles de como será la cabalgata de Reyes de Guadalajara 2020, lo cierto es que el pliego de licitación para la contratación de la misma, deja poco lugar para las sorpresas por lo detallado del mismo, lo cual tiene su valor porque lo primero que salta a la vista es que esta será una contratación exprés, pues las ofertas se pueden presentar hasta el 20 de diciembre, apenas 16 días antes de la gran noche mágica para los más pequeños, y la formalización del contrato tiene aún un plazo de 10 días posterior a la adjudicación para presentar la documentación, así que Mechor, Gaspar y Baltasar, amén de sus 250 acompañantes en comparsas, tendrán que correr para llegar a tiempo a las calles de Guadalajara, en un desfile que esta previsto desde las 18,30 a las 22 horas en la noche del 5 de enero de 2020. Claro que no sería la primera vez que un contrato municipal se firma después de su celebración.

El límite del gasto que propone el Ayuntamiento de Guadalajara será de 187.000 euros, IVA incluido, además de 4.290 euros para caramelos, que es un gasto similar a la de la última cabalgata del anterior equipo de gobierno del PP, pero que es un gasto muy por encima del que realizan otras capitales con población similar a la de Guadalajara como Toledo, que gastará en su cabalgata de este año 70.000 euros, o Ciudad Real, que gasta 32.000 euros.  Incluso en la vecina localidad de Alcalá de Henares son más austeros con la llegada de sus majestades, pues invierten 133.000 euros pero para dos desfiles, el de Ferias y este de Reyes, mientras que en Guadalajara la cabalgata de Reyes dobla el gasto de las carrozas de ferias.

En el caso de Guadalajara, la próxima cabalgata, que la concejala de festejos Sara Simón, ya adelantó "que será diferente y recuperará el espíritu infantil",  tendrá tres carrozas para los Reyes (de 7,5 metros de largo), 6 carros cajas-regalo  y tres vagonetas mineras, todas ellas con sus equipos de luces y sonido y deben estar entregadas antes del 2 de enero en las naves del Fuerte. Para las carrozas hay previsto un gasto de 72.600 euros.

El gasto más grande, 114.950 viene en el apartado de comparsas, y contratación de animales, algo que ya ha levantado  las críticas de distintos colectivos animalistas, pues además de las ya tradicionales ocas, y bueyes, este año habrá un camello, un dromedario y hasta un elefante con monturas para sus majestades, algo que no pasa en Guadalajara desde 2005. Puesto que Guadalajara se declaró ciudad libre de circos con animales, algunos ciudadanos exigen que se cumpla el compromiso de no incluir tampoco animales en la cabalgatas, tal y como vienen exigiendo las principales organizaciones animalistas. Indagandando un poco sobre el coste de alquilar un elefante para un desfile, la cuestión no es baladí, pues oscila entre los 5.000 y los 10.000 euros.

Los que ya no habrá en la cabalgata de Reyes es esa escenificación bíblica de las últimas cabalgatas de la etapa Román y en vez de romanos, hebreos y pastores, las comparsas que acompañen a los magos serán de fantasía, con unicornios, hadas, gnomos, circo, gigantes, bolas de nieve y carboneros que repartirán 120 kg de carbón dulce en trozos. También habrá carteros, para recoger las misivas de los más pequeños, y bomberos, que no estarán para apagar fuegos, sino para repartir caramelos.

Tampoco estarán los dulzaineros de Guadalajara en el desfile, que antes salían ataviados como hebreos, algo que también se ha criticado en las redes sociales.

Como la ejecución de este contrato salta de año, el Ayuntamiento ha optado por cargarlo al presupuesto de 2020 y licitarlo con el Patronato de Cultura, cuando habitualmente se realizaba desde Alcaldía.

Ahora solo queda esperar, y ver si lo que se ha detallado en el papel tiene la aprobación de los más pequeños de Guadalajara, que sin duda son los protagonistas reales de dicho espectáculo.

Visto 1000 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.