El alcalde de Guadalajara descubre la placa que pone el nombre de Luis Monje Ciruelo al parque de la Chopera. El alcalde de Guadalajara descubre la placa que pone el nombre de Luis Monje Ciruelo al parque de la Chopera.

El Parque de la Chopera ya lleva el nombre de Luis Monje Ciruelo

El escritor y periodista Luis Monje Ciruelo lleva 79 años de trabajo ininterrumpido dedicados a Guadalajara y ahora un parque de la ciudad, el de la Chopera, llevará su nombre, en un merecido homenaje en vida, para un enamorado de su tierra, que como bien se encargaba de recordar su hijo, Luis, sigue escribiendo.

Fue un sencillo y emotivo acto celebrado ayer, 1 de Mayo, en el que el alcalde de Guadalajara, Antonio Román,  descubrió la placa que pone el nombre de Luis Monje Ciruelo, acompañado por amigos y familiares, mientras que su propios compañeros, Pedro Villaverde, Antonio Herrera Casado y Paco García Marquina versaban la larga trayectoria de este incansable escritor, que además fue el primer periodista alcarreño titulado y la única voz que durante casi 40 años luchó por Guadalajara a nivel nacional en casi una docena de periódicos, radios y agencias informativas.

Aparte de su columna semanal en Nueva Alcarria, ha sido durante varias décadas corresponsal en media docena de agencias y periódicos nacionales de la categoría de ABC, La Vanguardia o el Diario de Barcelona. Ha escrito 9 libros, el último publicado hace apenas dos años. Y tiene 2 o 3 libros más listos para publicar si le ayuda algún organismo.

"Está muy bien, creo, que los Ayuntamientos hagan homenaje, aunque sea de esta forma tan sencilla y humana (tan barata, además) a las personas que han tenido una actividad determinante en esa ciudad, y la hayan conformado en lo que es a través de su trayectoria vital", señala el cronista provincial, Antonio Herrera Casado, "Es el caso de Luis Monje Ciruelo, quien ostenta un récord, asombroso y único en el mundo: lleva 80 años escribiendo artículos, informaciones, y opiniones, en el mismo periódico, desde que dicho periódico (“Nueva Alcarria”) se fundó. Ambas cosas (la fundación del periódico, y el inicio de sus escritos en sus páginas) se remontan a 1939".

"No será una placa casi invisible en una angosta calle llena de tráfico, sino el nombre de un parque cuyos árboles seguirán creciendo, donde las presentes y las nuevas generaciones seguirán jugando, paseando y disfrutando. Donde el recuerdo de Luis Monje Ciruelo, ahora inmortalizado, ya para siempre, rezumará vida y permanencia", destacaba su hijo Luis en las palabras de agradecimiento, que le cedió su padre, visiblemente emocionado.

 

 

Visto 541 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.