El presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Guadalajara (COAATIE), Aarón Sanz, ha mantenido recientemente una reunión con el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo. El presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Guadalajara (COAATIE), Aarón Sanz, ha mantenido recientemente una reunión con el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.

El Colegio de Aparejadores quiere colaborar en la futura modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)

El presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Guadalajara (COAATIE), Aarón Sanz, ha mantenido recientemente una reunión con el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.

En la misma, Sanz ha ofrecido la colaboración de este órgano colegial, a través de sus profesionales, en diversos aspectos relacionados con su ámbito de actuación, como son las obras y licencias, así como en la futura modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, y que fueron bien recibidos por el primer edil, que se mostró abierto a una colaboración conjunta en aras de mejorar los servicios y trámites del Consistorio en estas materias. 

Al igual que se le planteó a la Diputación provincial, Sanz ofreció la creación de una Bolsa de profesionales del Colegio para ayudar en la redacción de informes y agilizar la concesión de licencias y ayudas. 

En la misma línea, se propuso la posibilidad de disponer de una Bolsa de trabajo para la designación de técnicos para los distintos trabajos de denominados como ‘obras menores’ que realiza esta administración local y que, hasta la fecha, se adjudicaban con discrecionalidad y sin una baremación por criterios.   

También se reivindicó y recordó que por ley todos los técnicos que realicen el ejercicio de la profesión deben estar colegiados según la Ley 10/99, y, al igual que en otras administraciones, “algunos no lo cumplen, debiendo ser la administración quien vigile que se cuenta con este requisito”, señala Sanz.

El objetivo de este criterio es el de disponer de la total seguridad de la calidad de los servicios que ofrecen los profesionales que respalda el Colegio de Aparejadores.

Por otra parte, se ofreció la posibilidad de realizar un convenio de colaboración con el Gabinete Técnico de Publicaciones para el uso de la base de datos de Precio Centro, similar al existente con la administración regional, y que le permitirá disponer de este documento de referencia nacional para todas las obras de ámbito municipal. 

En él se recogen, destaca Sanz, aspectos vinculados con la sostenibilidad y cada vez más requeridos, como son los impactos de la huella de carbono asociados a cada partida en una obra.

En aras de reducir la elevada siniestralidad de la provincia, se instó al Consistorio a exigir y controlar la presencia de la figura del Coordinador de Seguridad y Salud, obligatoria por ley, en las obras menores en las que no es necesario proyecto, tales como las que se realizan en comunidades o vivienda. 

Esto permitirá disponer de técnicos cualificados que verifiquen el cumplimiento de las medidas necesarias para evitar dichos accidentes.

 

Colaboración en la modificación PGOU 

Por último, y de cara a la modificación y actualización del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital, se solicitó que se contara con todos los agentes implicados, incluido el Colegio de Aparejadores. En este sentido, Sanz ofreció la total colaboración de este órgano y sus profesionales para trabajar y mejorar dicho Plan. 

Esta reunión se enmarca en la ronda de contactos iniciada con el Colegio con administraciones, colectivos y entidades con el objetivo de estrechar lazos y colaborar en aquellos asuntos comunes que redunden en el interés de la sociedad. 

Visto 240 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.