La Corporación Municipal aprueba la propuesta de Cs para que el Ayuntamiento de Guadalajara condenen la violencia durante la celebración del Orgullo. La Corporación Municipal aprueba la propuesta de Cs para que el Ayuntamiento de Guadalajara condenen la violencia durante la celebración del Orgullo.

Condena a la violencia en el Orgullo, sin citar a Marlasca

Ciudadanos Guadalajara logró sacar adelante en el Pleno de Guadalajara celebrado este viernes, su moción para condenar las agresiones sufridas por algunos representantes de su formación en la manifestación del orgullo celebrada en Madrid, celebrada el pasado 6 de julio. Y lo hizo, paradójicamente, con 21 votos a favor al contar con el apoyo del PSOE, que es su socio de gobierno, pero también del PP; are votos en contra (los 2 de VOX y 1 de Unidas Podemos) y la abstención de Aike.

El que parecía que iba a ser primer punto de fricción entre Cs y PSOE, dentro del Ayuntamiento de Guadalajara, quedó sofocado, una vez que Ciudadanos admitió la enmienda del PSOE que eliminaba la referencia en la exposición de motivos de esta moción al ministro Marlasca, como elemento provocador de esos actos de violencia del Orgullo. Eso sí el debate dejó patentes varias puyas, y no precisamente de Ciudadanos.

La más directa fue la que pronunció el portavoz de Unidas Podemos, José Morales, que llamó a Inés Arrimados "más punki que los punkis", y advertía a la formación naranja que "si no quieren que les echen del 1º de Mayo, no lleven Marcos de Quinto a la manifestación". Unidas Podemos anunció su voto en contra "porque los informes policiales dicen que no hubo tal agresión". No obstante Morales dijo que eso les pasa, "por pactar con la extrema derecha, explícitamente homófona".

También hubo banderillas por parte del portavoz de VOX, Antonio de Miguel",  quien a pesar de asegurar que condenan cualquier tipo de violencia, y anunciar que en la agresión homófona de las fiestas de Yebes, su formación ha abierto expediente informativo contra el agresor afiliado a VOX, finalmente votó en contra. "Votamos no por el cambio introducido por el PSOE, porque todo esto es muy paradójico y surrealista", apuntaba, Antonio de Miguel. Antes había contestado a Unidas Podemos: "no somos extrema derecha, sino extrema necesidad, ni tampoco somos homófonos, pero la manifestación del Orgullo no representa a todos los homosexuales, que en Vox también los hay".

La abstención de Aike fue justificada por Jorge Riendas, porque la moción no era municipalista, y una vez más instaba a los grupos a dedicarse a Guadalajara "y no al sexo de los ángeles". Eso si reiteró su apoyo al colectivo LGTBI.

Desde el PP, Jaime Carnicero también criticaba la enmienda del PSOE y aprovechaba la ocasión para recordar a Ciudadanos "que ustedes gobiernan con el mismo partido que instó aquellos incidentes, es el mismo partido y si ustedes dicen que Alberto Rojo no es Pedro Sánchez, tampoco Israel Marco es Rivera, pero nosotros si somos Casado".

"Tener que presentar esta moción con sus socios de Gobierno puede llegar a chirriar", incidía Carnicero, achacando a Ciudadanos "que ustedes sabrán lo que han pactado".

Desde el PSOE, fue la portavoz Sara Simón, quien anunció la enmienda (sin leerla), al tiempo que señalaba que "el partido socialista es un partido único, en todos los sitios, en España, en Castilla-La Mancha y en Guadalajara". "Condenamos cualquier tipo de agresión por cuestiones de sexo, raza e ideología, y consideramos que los hechos ocurridos en el Orgullo corresponden a personas individuales".

El portavoz de Ciudadanos, Israel Marco, que aclaraba antes de exponer su moción que ésta era traída al Pleno “porque ese día estaban allí personas de esta de ciudad”, resumía la misma en “no tolerar que un día de reivindicación, de defensa de las libertades se convierta en un día de señalamiento”. Puntualizaba después Marco que se pactó con el PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara "porque hablaban de Guadalajara y el futuro y no se hizo con el PP porque hablaba del pasado y de personalismos", sin hacer más mención a las intervenciones de los grupos.

Navarra

Ese enfrentamiento entre Ciudadanos y PP también se había calentado previamente con la moción presentada por el PP en relación con la dignidad de las instituciones navarras y españolas. Aquí la enmienda de sustitución que Ciudadanos ha presentado para no alcanzar a acuerdos con aquellas formaciones políticas que gobiernan junto a nacionalistas e independsntistas no ha sido aceptada por el PP, y por este motivo, la formación naranja se ha abstenido. “Cs nació para romper con esa política de bloques que plantea el PP. Por supuesto, que estamos en contra de los gobiernos de nacionalistas y separatistas, pero no queremos que esa política de bloques llegue al Ayuntamiento de Guadalajara”, dijo introduciendo aquí lo de "Rojo no es Sánchez, ni es su socios".

Al no aceptar la enmienda el Partido Popular, Cs se ha abstenido y el PP se quedó solo en la defensa, sumando solo los dos votos de VOX. El PSOE y UP votaron en contra y Aike también se abstuvo.

Aquí fue el concejal del PP, José Luis Aguacil quien defendió la moción y acusó a Ciudadanos de "plegarse a su socio de gobierno votando en contra de lo que hizo Cs de Rivera".

Visto 320 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.