El desalojo del edificio de Gicaman, situado en la calle Laguna de la Colmada en la ciudad de Guadalajara, se realizó el 11 de febrero de 2018, ante la aparición de grietas en dicho edificio, por lo que han sido casi dos años los que ha invertido la Junta en rehabilitar el edificio, con los inquilinos relajados en otras viviendas de alquiler. El desalojo del edificio de Gicaman, situado en la calle Laguna de la Colmada en la ciudad de Guadalajara, se realizó el 11 de febrero de 2018, ante la aparición de grietas en dicho edificio, por lo que han sido casi dos años los que ha invertido la Junta en rehabilitar el edificio, con los inquilinos relajados en otras viviendas de alquiler.

Comienza el realojo de los inquilinos de las viviendas de la Laguna de la Colmada

Los adjudicatarios de las viviendas de la Laguna de la Colmada comenzarán a volver a sus casas a partir del próximo lunes. Desde la Delegación de Fomento ya se les ha ido comunicando a cada uno de los inquilinos cómo se va a llevar a cabo el proceso, una vez que se han acometido los trabajos necesarios en el edificio.

De las 46 viviendas del edificio, 18 han quedado vacantes y ahora serán de nuevo adjudicadas por la Comisión provincial de Vivienda, atendiendo a las necesidades de los demandantes de la bolsa de vivienda que cumplan los requisitos y se adapten a las características de los pisos.

Los 28 inquilinos que volverán a las viviendas este mes lo harán a partir del lunes y según su propias necesidades y demanda.

El desalojo del edificio de Gicaman, situado en la calle Laguna de la Colmada en la ciudad de Guadalajara, se realizó el 11 de febrero de 2018, ante la aparición de grietas en dicho edificio, por lo que han sido casi dos años los que ha invertido la Junta en rehabilitar el edificio, con los inquilinos relajados en otras viviendas de alquiler.

El Gobierno regional ha destinado 1.130.342 euros a los trabajos que se han acometido tanto en esa promoción como en la de la Laguna de Taravilla, que también presentaba algunos problemas que se han corregido sin necesidad de que se llevara a cabo el desalojo de los pisos.

En ambos casos, los pisos, propiedad de la empresa pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (Gicaman), fueron adjudicados en régimen de alquiler, condición que se va a mantener tras las obras.

El Gobierno regional ha acometido trabajos de estabilización el subsuelo y recalce del edificio; se han reparado las grietas existentes y se ha revisado y adecuado las redes de suministro y evacuación, carpintería y pintado.

Además, el Ejecutivo regional han emprendido acciones legales contra la empresa que en su momento ejecutó la obra por si pudieran establecerse responsabilidades de la misma en los problemas aparecidos en ambos edificios.

Visto 438 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.