Jorge Riendas, concejal de Aike Guadalajara. Jorge Riendas, concejal de Aike Guadalajara.

Aike no quiere una gran empresa sino pequeños comerciantes para el Mercado de Abastos

ras estudiar los pliegos de condiciones publicados en los últimos días para la gestión del Mercado, y tras las reuniones mantenidas con el nuevo equipo de Gobierno, Aike advierte su sorpresa ante el planteamiento por ser totalmente continuista con las intenciones del anterior equipo del Partido Popular, y ha querido mostrar abiertamente su disconformidad con el fondo de lo propuesto.

Desde esta formación, su concejal Jorge Riendas, recuerda que se trata del equipamiento de titularidad municipal más importante que existe en el Casco para fomentar la pretendida dinamización del mismo, “no se entiende por tanto que el PSOE y Ciudadanos planteen su cesión a una empresa por 20 años sin garantizar que la actividad que allí se desarrolle vaya más allá de la restauración y la hostelería”. 

Para Aike es fundamental que el Mercado de Abastos potencie el comercio de proximidad y sea un espacio para los productores locales, pequeños comerciantes, artesanos o colectivos de la ciudad. La dinamización del casco no puede fundamentarse exclusivamente en la apertura de bares y zonas de restauración. El Mercado tiene que conservar su uso tradicional de servicio público, ampliando, completando su oferta y actualizando sus propuestas, pero sin perder sus señas de identidad y teniendo en cuenta las características de la ciudad, como puede ser el Mercadillo que hasta antes de las obras se realizaba los martes y sábados. El pliego presentado está concebido  casi en exclusiva para atraer bares, cafeterías y negocios de restauración, para el consumo de bebidas como único elemento dinamizador de un casco que tiene otras muchas carencias. “No somos Madrid, el modelo no puede ser una copia del mercado de San Miguel o San Antón”, ha señalado Jorge Riendas. 

El Ayuntamiento no puede delegar en una empresa la gestión total de dos de las tres plantas del Mercado. Desde Aike tienen claro que la naturaleza que se percibe del pliego no es la de una concesión demanial típica como la que existe, por ejemplo, con los ocho puestos existentes. El contenido, extensión y detalles del mismo es más propio de un contrato administrativo. Lo que, según esta formación, es inadmisible, pues nos encontramos ante un equipamiento público, vinculado a un servicio público muy concreto. Señalan que es competencia del Ayuntamiento de Guadalajara, la vigilancia, administración, conservación y mantenimiento que se requiera para garantizar el correcto uso y utilización del Mercado como punto de suministros de alimentos perecederos para los vecinos de Guadalajara. Según Jorge Riendas, concejal de Aike, necesitamos un Mercado que realmente vertebre y dinamice sus alrededores, sin la necesidad de hipotecar durante 20 años un edificio recién rehabilitado: “hay que aprovechar estas renovadas instalaciones para fomentar verdaderas políticas de dinamización comercial y económica, relacionándolas con la identidad de la ciudad y sus actividades ya tradicionalmente programadas, con acciones enfocadas al desarrollo sostenible: organización de mercados de productos locales, de difusión y apoyo a productos al comercio de proximidad, fomento de hábitos saludables, y priorización de venta de los productos denominados como kilómetro cero”.

Aike apuesta por una gestión directa por parte del Ayuntamiento, como también ha defendido el Partido Socialista durante la anterior legislatura y como se aprobó en una moción presentada por este partido en el año 2016. Una gestión donde se liciten los diferentes puestos, locales y obradores, por separado, incentivando el comercio local y garantizando una oferta más plural que sin duda enriquecerá la actividad y favorecerá nuevas sinergías y mayor calidad en los productos y en los puestos de trabajo. La Ley de Contratos del Sector Público, establece claramente que “siempre que la naturaleza o el objeto del contrato lo permitan, deberá preverse la realización independiente de cada una de sus partes mediante división en lotes”, en el pliego presentado se parte de lo contrario para, después, dar la posibilidad a la empresa concesionaria de arrendar los puestos a terceros. 

El Mercado de Abastos es un punto fundamental para la dinamización del centro, pues se trata del equipamiento más importante que existe en la zona. La cesión a una única empresa de dos de las tres plantas del Mercado, priorizando un uso más hostelero y de ocio sobre el comercio de barrio, supone un cambio de paradigma en el uso principal del mismo. Riendas ha concluido señalando que “si alguien cree que un Mercado de Abastos competitivo, lleno y en funcionamiento no hace ciudad y cohesiona socialmente tanto el centro como sus barrios aledaños, se equivoca. Y tampoco se puede negar que las interactuaciones y sinergias que se puedan producir con el sector turístico y hostelero son muchas. Condicionar y cambiar el uso principal durante tantos años no es la fórmula idónea, pues todo quedará supeditado al mejor interés del adjudicatario”.  Desde Aike piden al equipo de Gobierno  que deje las prisas y gestione en beneficio de la ciudad, para finalmente advertir que ya trabajan en la posibilidad de presentar un recurso especial ante los pliegos presentados. 

Visto 437 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.