Silvia Valmaña: "Si se apuesta por la seguridad, y no por incertidumbres, hay que votar al PP"

Silvia Valmaña: "Si se apuesta por la seguridad, y no por incertidumbres, hay que votar al PP"

ENTREVISTA CON SILVIA VALMAÑA, CANDIDATA AL CONGRESO DEL PP POR GUADALAJARA

Silvia Valmaña (Guadalajara, 30 de enero de 1963), es la cabeza en lista del PP al Congreso por Guadalajara. Aunque esta entrevista se realiza antes de conocer que también será candidata a la Alcaldía de Cifuentes, Valmaña se confiesa una mujer de partido, que está para lo que se necesite, sin falsa modestia a la hora de poner en valor su trayectoria política, en la que fue parte del Gobierno de Cospedal y diputada en la XI y  XII legislaturas. Está casada y es madre de cuatro hijos. Más allá de la política es profesora de Universidad y especialista en Derecho Penal. En el trato es un persona cercana, que casi siempre sonríe, que no hace uso de descalificaciones y que no se cansa nunca de hablar de política.

P.- Usted repite como candidata al Congreso, cuando en el PP se ha dado una gran renovación a las listas. ¿Es mérito, casualidad o afinidad con la nueva dirección del partido?

R.- Creo que es, en todo caso, un honor enorme y un motivo de agradecimiento para mi partido que ha vuelto a confiar en mí. En Guadalajara me conocéis y sabéis que soy una persona muy trabajadora. Lo he hecho estos seis años en los que he tenido el honor de representarla, donde no he dejado un pueblo en el que me reclamasen sin visitar. Y con la actividad parlamentaria también. He estado presente en muchísimas comisiones, en los dos pactos educativos, en el pacto que se consiguió contra la violencia de género y en el que no se consiguió. También en la Comisión de Universidades, en Justicia, participando en la elaboración de leyes. En definitiva trabajar por los intereses de los guadalajareños y los españoles, que es a lo que un diputado debe dedicarse.

P.- Entiendo con su respuesta, que ha dicho mérito, pero ¿la afinidad cuenta?

R.- Soy una persona de partido y no voy a negar que tengo un enorme cariño personal por Pablo Casado, desde hace muchísimo tiempo. Soy una persona leal al Partido Popular y leal con nuestras instituciones. Creo que tenemos un grandísimo presidente y una representación privilegiada con Paco Núñez en Castilla-La Mancha y con Ana Guarinos en Guadalajara. Sí creo que he tenido apoyo de mi partido, pero pienso que es porque piensan que soy la persona adecuada para representar al partido en estos momentos entre los cientos de personas que podían hacerlo, igual o mejor que yo. Pienso que es el trabajo realizado, unido al resto de las circunstancias.

P.- Esta vez la lista al Congreso del PP por Guadalajara es sin paracaidistas, con caras conocidas, aunque quizás la más desconocida es la número tres, Marta Abádez González, ¿cómo es ella?

R.- Marta es una enorme revelación. Es una mujer joven, que tiene niñas pequeñas, alcaldesa de Mesones y muy de El Casar y amante de las tradiciones. Tiene esa frescura de la juventud, la experiencia de haber empezado en la política municipal y que se entusiasma y aprende con todo. Además cuenta con algo esencial, que es la empatía con la gente.

P.- Con Antonio Román como cabeza al Senado ¿hace buen tándem?

R.- No podía ser mejor. Antonio Román es un valor importantísimo en el Partido Popular. Tiene una trayectoria inmensa, lo ha sido todo en el PP y podrá seguir siendo lo que quiera porque es una persona de referencia. Antonio Román es un valor seguro, como el PP

P.- Esa seguridad no la avalan las encuestas, y menos la del CIS, que borra al PP del mapa de Guadalajara…

R.- Bueno, en fin (tono burlón). La encuesta del CIS es como el horóscopo del periódico, una cosa que se hace para regalar el oído de algunos. Es una encuesta al servicio de un partido político, que tiene tan poca credibilidad que el propio encargado de elaborarla, el señor Tezanos, dice que no se la cree. Y lo que es peor, que quizás sea la parte más importante de la encuesta, que ya es grave que no sea verosímil, cuando la pagamos todos con el dinero público, es que trata de influir en las elecciones creando una apariencia falsa, para tratar de dar la victoria al PSOE en Guadalajara, que no le dan otras muchas encuestas serias, y eso es muy grave.

P.- Pero no hay encuesta que de dos diputados al PP en Guadalajara...

R.- Lo que dicen casi todas las encuestas es que el segundo diputado por Guadalajara está bailando. Siempre ha sido muy discutido en los últimos años ese segundo diputado, por pocos votos. El PP siempre ha sido la fuerza más votada y puede seguir siéndolo si nos dejamos de veleidades. Si se apuesta por la seguridad, y no por las incertidumbres. El voto es libre y siempre es útil, cada ciudadano debe poner su voto en aquello que consiga más fácilmente lo que busca. Si no le importa que gobierne Pedro Sánchez puede votar a quien le apetezca sabiendo que existe un riesgo cierto en que la división del voto del centro derecha acabe poniendo otra vez a Sánchez en la Moncloa.

P.- Viendo lo que ocurre en la calle, por ejemplo el otro día en la Plaza de Toros de Guadalajara aclamando a Santiago Abascal, ¿No le preocupa que VOX robe voto al PP y saque ese diputado?

R.- Bueno yo estaba en la plaza de toros y no creo que fuera para tanto. A veces a través de la redes sociales solo se ve un ángulo muy estrecho y cuarenta gritando puede dar que es una inmensa mayoría.

P.- A pesar del ángulo estrecho lo que si se vio a Román saludando a Abascal

R.- Todos tenemos amigos en todos los partidos políticos. Yo también salía el otro día saludando a Magdalena Valerio. Lo cortés, no quita lo valiente, eso no implica que tu apoyes a esa persona. La sensación que tenemos en la calle es buena, y es mucha la gente que nos traslada su apoyo, lo importante es que esto se traduzca luego en votos.

P.- Hablando de  toros, ¿por qué el PP se proclama defensor de la tauromaquia y de la caza?

R.- Porque el PP se declara sobre todo partidario de la libertad. Yo soy muy aficionada a los toros, tengo mi abono en la plaza que pago, tanto aquí como en las Ventas, y voy siempre que puedo, y aunque no me considero ninguna entendida, se lo que me gusta y lo que no me gusta. No me gusta que nadie me diga cuáles deben ser mis aficiones o que me prohiban. Eso es lo que le pasa al PP, que defiende la libertad, también con la caza, que al igual que la tauromaquia, genera mucha actividad económica y mucho empleo, directo e indirecto que ayudan a sostener el mundo rural. Además de la libertad y la economía, está el valor de nuestras tradiciones y la necesidad medioambiental de ambas actividades. No hay motivos para arremeter como están haciendo algunos partidos, entre ellos el PSOE, con una ministra que llegó a decir que la prohibiría.

P.- El mundo rural es protagonista en esta campaña tras la revuelta de la España Vaciada, el PP también fue a la manifestación, pero ha gobernado y también es responsable de la despoblación ¿o no?

R.- Lo que hay que hacer para que la gente quiera vivir en los pueblos es darles servicios. Tienen que existir los servicios básicos, como acceso a la educación, la sanidad, nuevas tecnologías, carreteras. Nosotros habíamos hecho el programa de 300x100 para la banda ancha y se lo cargó el PSOE nada más llegar al Gobierno. Lo que se ha hecho hasta ahora en los pueblos lo ha hecho en gran medida gobiernos del PP. El apoyo a los pueblos ha venido en gran medida de la Diputación gobernada por el PP. 

P.- Pero en Guadalajara ha seguido creciendo la despoblación…

R.- Porque hay una corriente hacia las ciudades. También es importante la seguridad. Guadalajara ha sufrido una oleada  de robos en el mundo rural que ha puesto de manifiesto que hay que hacer más por la seguridad. A nadie se le puede obligar ir a vivir a los pueblos, ni podemos repoblar por decreto, pero si seguimos trabajando por dotarlos de servicios, muchos de los jóvenes de ahora acabarán viviendo en los pueblos, porque va a ser más apetecible y con más oportunidades de empleo. El PP siempre ha estado con los pueblos y ahora otros se suben al tractor, cuando hace unos años querían eliminar los municipios de menos de 5.000 habitantes. Eso sigue estando en el programa electoral de otros partidos.

P.- ¿A qué partido se refiere?

R.- Por ejemplo VOX, que quiere fusionar municipios, o Ciudadanos que hace tres años quería acabar con las Diputaciones. Ahora pone una silla en mitad de un barbecho, y los que solo de pueblo nos preguntamos como no se habrá pegado un talegazo poniendo la silla allí. (sonrisa) Cada uno hace las campañas como quiere. A los pueblos también se les defiende defendiendo su identidad, en Guadalajara tenemos 288 municipios y no nos sobra ninguno, ni queremos que ninguno se fusione.

P.- ¿Cómo se crea más empleo en los pueblos?

Haciendo que la gente pueda emprender. Liberando suelo, no poniendo trabas burocráticas, y teniendo incentivos para el emprendimiento y sobre todo para las mujeres, porque si las mujeres se marchan de los pueblos, los pueblos se quedan vacíos. Nosotros pensamos que los municipios pequeños tienen que tener una fiscalidad más beneficiosa. No puede ser que por una barra de bar en Solanillos se tenga que pagar lo mismo que por una barra en la Castellana.

 

P.- A parte de la fiscalidad rural, el PP plantea una bajada generalizada de impuestos ¿Se pueden bajar todos los impuestos?

R.- Sí, porque esa bajada va ligada a la creación de riqueza y creación de empleo, estimula directamente la economía. Hay que bajar impuestos porque es justo. Si se asfixia al contribuyente lo que se genera es una recesión económica, que es lo que genera el PSOE, solo con sus anuncios. Se está produciendo una ralentización de la economía y de la creación de empleo. Desde junio de 2018 hasta hoy hemos perdido 100.000 empleos.

P.- ¿La subida del salario mínimo interprofesional tiene que ver con esa desaceleración económica? ¿Qué va a hacer el PP con el SMI?, porque hemos oído a Pablo Casado decir que lo iba a bajar y negarlo después.

R.- Los derechos consolidados de los ciudadanos no se pueden revertir. El PP no ha bajado el sueldo a nadie, fue el PSOE el que bajó el sueldo a los funcionarios un 5%, y conviene recordarlo, porque las cosas se olvidan. El PP no tiene  intención de bajar el SMI, pero ello no impide decir que las cosas no se pueden hacer como ha hecho el PSOE, por un electoralismo barato. Nos alegramos de que mejoren los salarios y aspiramos a más, pero no se puede hacer sin ir de la mano delos empresarios y de los sindicatos, porque ello pone en riesgo la estabilidad. El PP había pactado y el PSOE dinamita ese acuerdo social y eso crea una pérdida de empleo, que lo dicen los datos estadísticos. Que se lo explique el PSOE al que se ha quedado sin trabajo. Lo que dijo Pablo Casado es que quería volver al consenso sobre este asunto.

P.- A los pensionistas que salían a la calle en la última etapa del gobierno del PP ¿Qué les dice ahora su partido?

R.- En las pensiones, como en todo hay que explicar bien las cosas, y quizás a veces no las explicamos de manera adecuada, o no se nos interpreta bien. Las pensiones han subido durante toda la época de gobierno del PP, poco porque no había mucho dinero y además se ha incrementado mucho el número de pensionistas. Las pensiones no son solo las de las personas que se jubilan, hay otros cuarenta tipo de pensiones, incluidas las no contributivas. Sobre todo, lo que hay que hacer es garantizar esas pensiones porque el pan para hoy y hambre para mañana, no le gusta a nadie. Para que las pensiones sean sostenibles hay que hacer valoraciones, pues dentro de diez años, la generación del “baby boom” nos vamos a jubilar. Nosotros decimos  que la pensión mínima se va a revalorizar por lo menos un 0,25% sean cuales sean las condiciones económicas. En estos siete años del Gobierno del PP las pensiones han crecido un 16% que es exactamente lo que ha crecido el IPC, no han perdido poder adquisitivos. Cuando hemos tenido bonanza económica, como en los últimos presupuestos del PP, que son los que están en vigor, porque el PSOE no ha conseguido aprobar los suyos,  se ha conseguido que las pensiones subieran exponencialmente, y sobre todo las de viudedad.

P.- ¿Sigue el  PP reclamando el convenio sanitario con Madrid?

R.- Somos especialmente sensibles con este tema. En su día lo solucionamos en el marco autonómico, y el Gobierno de Page lo ha dinamitado. Como la Sanidad es una competencia estatal vamos a garantizar que el ciudadano elija, no solamente el médico sino también el centro en el que quiere ser atendido y luego ya se verán los mecanismos de compensación entre comunidades autónomas, para que no haya sectarismo en este tema.

P.- ¿Volverán a la reforma de la LOGSE si gobiernan?

R.- La reforma quedó en suspenso por dos aspectos, una deliberada y otra por deslealtad institucional de comunidades gobernadas por el PSOE. En los últimos meses hemos intentado tener un pacto educativo, porque ella ciudadanía lo reclama, pero en cuanto se vio que el acuerdo era posible, no le interesó al PSOE y a Podemos y se levantaron de la mesa. Pusieron como excusa que no se aceptaba la inversión del 5% de PIB, pero yo estaba allí y les aseguro que esa oferta se aceptó, aunque al PP no le gusta ligar la inversión al PIB, porque si baja se pierde inversión. Es necesario garantizar financiación que nos permita garantizar una mejora de la Educación, aunque hay otras cuestiones que pueden mejorar la Educación que no dependen de la financiación, sino de la voluntad de consenso. Volveremos a intentar un pacto por la Educación.

P.- El PP ahora que no gobierna parece más beligerante con los trasvase…

R.- Nuestra postura no es ni sí, ni un no al trasvase, el PP está en la misma posición de siempre, aquí en Guadalajara y en Murcia. Es necesario también un Pacto Nacional por el agua, porque no puede ser pelear por los intereses de unos contra otros. Eso pasa por garantizar a cada territorio el agua que necesite, empezando por la cuencas cedentes. Las obras de abastecimiento delos Ribereños se han hecho con el PP, y nosotros también queremos aumentar el regadío en Guadalajara que apenas llega a un 6% de la superficie cultivada. Las obras de los regadíos de Illana se están haciendo porque el PP se empeñó en ello.

P.- ¿Cuál es el nivel de los embalses de la cabecera del Tajo que garantiza las necesidades de Guadalajara?

R.- Eso lo tienen que decir los técnicos, porque además de la prioridad de la cuenca cedente, hay que pensar que España es cada vez más seca y hay que garantizar el futuro y la sostenibilidad de toda la cuenca, porque el Tajo sigue hasta Portugal.

P.- ¿Qué infraestructuras en carreteras reclaman para Guadalajara?

Está la variante de la N-320 que ya habíamos planteado en los presupuestos, la autovía para conectar la A-1 con la A-2, el desdoblamiento de la N-211 en Molina de Aragón y la autovía de la Alcarria. Todo esto ya tenía sus primeras partidas en los presupuestos, pero no se ha gastado ni un euro con el cambio de Gobierno. Lo que no está en el presupuesto no existe.

P.- ¿Se identifica Silvia Valmaña, en materia de feminismo, con Cayetana Álvarez de Toledo?

R.- Como mujer no me identifico con nadie salvo conmigo misma en como ser mujer y defender a la mujer. Hablar de un feminismo de patrón, responde a una ideología de izquierdas, y los derechos de la mujer se pueden defender desde muchos ángulos. Yo me declaro feminista, siempre lo he sido, y creo que todavía no estamos en una situación real de igualdad y hay que seguir luchando. Retroceder en esto es el mayor riesgo, pero hay que ir al feminismo de los hechos y lo al de los eslóganes grotescos.

Visto 1096 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.