Imprimir esta página
Agustín de Grandes, presidente de CEOE-Cepyme Guadalajara desde 2003. Agustín de Grandes, presidente de CEOE-Cepyme Guadalajara desde 2003.

"El 90% de los empresarios no aceptamos la corrupción de ninguna de las maneras"

El presidente de la CEOE-CEPYME Guadalajara, Agustín de Grandes (Guadalajara, 1942) tiene trayectoria empresarial y política suficiente para mirar con perspectiva muchas cuestiones, entre ellas su propia jubilación, y ya asegura que no renovará cargo al frente de la patronal alcarreña, donde lleva tirando del carro desde 2003, con este cuarto mandato en el “tsunami de la crisis”. Concejal a los 24 años, alcalde en la transición, en 1978 , y consejero en la Junta de Castilla-La Mancha preautonómica, es en los últimos tiempos más empresario que político y sigue al frente de esa empresa familiar, dedicada al sector del automóvil, en la que se enroló con 16 años, reivindicando una buena imagen para el empresariado.


P.- ¿Es bueno o malo para la economía en general y el empresariado en particular que Cataluña quiera independizarse?

R.- Es una mala noticia y todo afecta. Lo que pasa con los nacionalismos es que por mucho que les des, siempre quieren más, quieren comer en un plato más grande. Por parte del Gobierno no se ha hecho bien y no se ha explicado bien. ¿Por qué tiene que tener un señor en Cataluña más privilegios que uno de Castilla? Cataluña ha tenido la posibilidad de industrializarse, de tener primeras infraestructuras y beneficios de todo tipo. No es bueno para la economía, porque desprenderse del 20% del PIB de España es importante, pero tampoco iba a ser bueno para ellos, sería un error histórico. Hay mucha gente que no está dispuesta a comprar productos catalanes, porque se están ganando una enemistad a pulso. Yo sería duro en las medidas a tomar, si han vulnerado la Ley hay que hacerla cumplir.

P.- ¿Corrupción, tarjetas opacas…todo esto tampoco beneficia a la economía?

R.- Es una lacra que hay que cortar, ser duros e intransigentes con la corrupción. El tema de las tarjetas no es nada en volumen de dinero comparado con el caso de los ERES de Andalucía y nadie dice nada. Teníamos que hacer toda la sociedad un ejercicio común para acabar con esto.

P.- Pero cuando hay políticos que cobran comisiones, como ha destapado ahora la operación Púnica, es porque hay empresarios que las pagan ¿Tan corrupto es el que da como el que toma, no?

R.- Efectivamente hay esas conductas que no son de recibo, que para trabajar haya que dar una comisión. Me parece fatal casos como el de un diputado que coge un avión para ir a ver una novieta.

P.- ¿Y mirando dentro de casa, Díaz Ferrán, Arturo Fernández y otros?

R.- Pues igual. El que la hace tiene que pagarla y el dinero público debe respetarse a todos los niveles. De Díaz Ferrán podríamos hablar muchas cosas, creo que lo ha hecho muy mal, porque si hubiera hecho las cosas de otra manera no habría ido a la cárcel. El 90% de los empresarios no aceptamos la corrupción de ninguna de las maneras.

De Díaz Ferrán podríamos hablar muchas cosas, creo que lo ha hecho muy mal, porque si hubiera hecho las cosas de otra manera no habría ido a la cárcel



R.- ¿Usted está tranquilo en este tema en la CEOE de Guadalajara y pondría la mano en el fuego por toda su directiva, incluído usted mismo?

R.- Sí, de la CEOE y de lo que conozco. No soy quien para juzgar a nadie, soy responsable de mis actos. Yo además he estado en política y en ese ámbito no sé que han hecho los que me sucedieron, pero en los últimos 30 años hemos visto de todo.

P.- ¿Y sirven de algo los códigos de buena conducta?

R.- Todas las medidas que se tomen contra la corrupción son buenas.

P.- Un fenómeno como Podemos, ¿cómo se ve desde el mundo empresarial?

R.- No soy politólogo, pero utilizando solo el sentido común, me parece un despropósito. Creo que es una formación que trata de aprovecharse del descontento general de la gente, pero no se puede estar hablando de gobernar pidiendo cosas imposibles. El dinero es el que es y hay que ajustar lo que se puede hacer, no sirve pedir la luna. Creo que el PSOE y el PP tienen que hacer las cosas mejor para frenar estas propuestas.

En estos momentos que en España hemos cimentado una situación complicada, movimientos como el de Podemos no ayudan en absoluto a crear confianza.

  Movimientos como el de Podemos no ayudan en absoluto a crear confianza.


P.- ¿Hay informes como el del BBVA que dicen que Castilla-La Mancha crecerá el año que viene un 2,3%, se cree esta cifra?

R.- Las fórmulas matemáticas para calcular crecimiento son complicadas, pero sí que es cierto que en Castilla-la Mancha se están haciendo las cosas bien. Aquí teníamos auténticas tragedias con la deuda a los proveedores, y ha sido un paso importante. Se está haciendo un gran esfuerzo exportador y eso también es bueno y se está trabajando mucho en impulsar empresas.

En Guadalajara tenemos el paro muy por debajo de la media nacional y tenemos una situación privilegiada, por lo que pienso que Guadalajara puede aportar bastante a ese crecimiento regional, que podría llegar a esa cifra.

P.- ¿Y si Europa se para?

R.- Yo creo que Europa no se va a parar, soy moderadamente optimista. No podemos pensar que la competencia desleal con Asia durará siempre. Confío en España.

R.- ¿La rebaja de impuestos es suficiente?

P.- El empresario lo que quiere siempre es menos impuestos y el dinero en el bolsillo de la gente para que lo administren ellos. Los impuestos tienen que bajar en todos los niveles, para que haya crecimiento.

P.- Y si ya hay crecimiento, ¿hay que pensar en subir los salarios?

R.- Es algo que debe ir proporcional, porque si no hay salario adecuado no hay consumo, pero debe estar en función de la productividad.

P.- ¿Guadalajara puede seguir aspirando a ser industrializada o hay que conformarse con la logística?

R.- Los inversores van al rendimiento rápido. Nos gustaría que hubiera más fábricas, pero es cierto que se está produciendo fuera de España porque es más barato. La logística está funcionando francamente bien y da puestos de trabajo y para esto Guadalajara tiene unas condiciones especiales, sobre todo en el Corredor.

P.- ¿Y en el resto de la provincia?

R.- Hay que aprovechar las ventajas que tenemos para el turismo con un mercado potencial de seis millones de personas en Madrid. Nosotros tenemos ideas y proyectos en este sentido, para demostrar lo que hay que hacer.

P.- ¿Y preocupa el despoblamiento?

R.- Sí, pero hay que buscar soluciones posibles y razonables, todo lo que es forzado al final se demuestra que no funciona.

P.- ¿Gotea ya el grifo del crédito para las empresas?

R.- En principio los bancos tienen mucho dinero, pero las empresas llegan endeudadas y con balances poco presentables, y los bancos quieren empresas solventes. Venimos arrastrando muchos años de una crisis terrorífica y los bancos son ahora más cautos. Poco a poco se mejorará la condición de créditos.

  Los bancos tienen mucho dinero, pero las empresas llegan endeudadas y con balances poco presentables



P.- Hay muchos cursos para emprendimiento y para impulsar al trabajador autónomo, ¿Cabe en el tejido empresarial tanto autónomo, o puede ser esta una burbuja que estalle?

R.- Entiendo que sí caben, porque los tiempos cambian, ahora el sistema productivo puede reducirse a una mesa y un ordenador. La gente agudiza el ingenio y pueden ampliar mercados.

P.- ¿Ha mermado la crisis el número de empresarios en la CEOE?

R.- No, no somos menos, no ha habido grandes bajas. Es más hemos reforzado las plantillas para ofrecer más servicios, laboral fiscal, administrativo, sobre todo para atender ese crecimiento de autónomos.  El servicio que más trabaja es el de formación, pero en todos los campos trabajamos.

P.- La CEOE nacional tiene elecciones el próximo mes de diciembre. ¿Es usted más de Garamendi o de Rosell?

R.- El voto es secreto. La CEOE de Guadalajara ha tenido encuentros y desencuentros con Rosell, por el tema nacionalismo y por otros asuntos como las Cámaras de comercio o mutuas patronales. Además pensamos que la CEOE a nivel nacional tiene más fuerza con las grandes empresas y quizá para nosotros es más próximo una empresa mediana.

P.- ¿Y en la CEOE de Guadalajara, no hay que ir pensando en la renovación? ¿No tienen los empresarios edad de jubilación?

R.- Toca ya sí, hay que dar el paso, porque hay muchísima gente preparada. Lamentablemente las dos últimas veces que me he presentado, casi fue en plan de encerrona, porque me dieron los votos sin haber candidatos. Va a ser el último periodo que voy a estar aquí y hay un equipo fantástico que lo hará mucho mejor que yo.

  Va a ser el último periodo que voy a estar al frente de la CEOE, pero  hay un equipo fantástico que lo hará mucho mejor que yo.


P.- ¿Qué hacemos con la Cámara de Comercio?

R.- Es una pena. Hemos intentado por todos los medios que se salvara, pero es una entidad pública y tiene un costo, y además no se pueden duplicar servicios. Hay que aligerarla, nosotros propusimos una Cámara regional y luego servicios básicos en las provincias.

P.- 11º Congreso empresarial y entrega de premios en el Parador de Sigüenza. ¿Está la cosa para tirar cohetes?

R.- Yo soy medio seguntino, pero no partió de mí la propuesta de ir este año a Sigüenza. Cuando empezó la crisis ya nos planteamos no hacer este tipo de fiestas, pero al final concluimos que hay que apoyar a la gente que hace las cosas bien, ahora más que nunca.

El ir a Sigüenza se consultó incluso por encuesta y tuvo aceptación. Es importante también salir un poco a la provincia y Sigüenza es un entorno ideal.

P.- Cambiando de tema, ¿usted contrataría a una mujer en edad fértil?

R.- ¿Por qué no? Las he contratado. A veces las propias enemigas de las mujeres son las mujeres. Mi mujer ha tenido tres hijos y no ha dejado nunca de ir a trabajar.

P.- Sin embargo en la directiva de la CEOE hay pocas mujeres…

R.- Hay mujeres y muy activas. No ponemos cuotas y nos gustaría que fueran más, no somos machistas en ningún concepto.

P.- La CEOE se acerca ahora incluso a los colegios, a formar futuros empresarios, ¿Es por acabar con la mala prensa del empresariado?

R.- Es cierto que hemos tenido muy mala prensa, pero eso está cambiando. El empresario era el malvado y se le dibujaba en los libros con un puro, sombrero y el dinero saliendo de los bolsillos. Creo que la sociedad actual ya asume que ser funcionario no es el único futuro y en los colegios hay que despertar ese ánimo emprendedor. La educación es fundamental, porque ser empresario es muy dura.

P.- ¿Esperamos algún regalo de Reyes, de alguna empresa que llegue a Guadalajara con empleos debajo del brazo?

R.- Tengo noticias que pueden ser buenas, pero no se deben decir todavía.

Visto 3199 veces

Artículos relacionados