Esta tarde, en Toledo, durante la celebración de la Junta Directiva Autonómica del PP de Castilla-La Mancha. Esta tarde, en Toledo, durante la celebración de la Junta Directiva Autonómica del PP de Castilla-La Mancha.

Paco Núñez asegura que comienza una “nueva era” en el PP-CLM

El Partido Popular de Castilla-La Mancha dará los '100 de cortesía' al nuevo Gobierno regional presidido por el socialista Emiliano García-Page y la formación política iniciará una nueva etapa centrada en "volver a ilusionar" a su votante con el objetivo puesto en el 2023.

Así lo ha señalado el presidente regional del PP, Paco Núñez, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de la celebración en Toledo de la Junta Directiva Autonómica, que ha tenido lugar siete meses después del Congreso en el que fue nombrado líder regional del partido tras la renuncia de María Dolores de Cospedal.

De igual forma, es la primera reunión orgánica del partido tras las elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas, y en este sentido Núñez ha reconocido que el resultado para el PP ha sido "muy malo" tanto en España, porque el partido se dejó "muchos votos y puntos", como en las autonómicas pese a haber recuperado 6 puntos y 75.000 votos.
 

Por todo ello, Núñez ha indicado que deben analizar en qué se han podido "equivocar", aunque tiene claro que hay factores fundamentales como que la ola nacional "no es ajena" a ninguna comunidad autónoma y la "desaparición por completo" de Podemos que, a su juicio, ha absorbido el PSOE.

Además, otro de los factores es el voto que ha ido a Vox pero que "no se han traducido en escaños" y que le hace afirmar que si la derecha hubiera ido unida hubiese permitido la gobernabilidad.

Con todo, ha subrayado que este lunes el partido "da el pistoletazo de salida al nuevo proyecto para 2023", en el que ha dicho que se ponen a trabajar "desde ya mismo" con la celebración de las juntas directivas provinciales el día 5 en Guadalajara, el 6 en Albacete y la próxima semana en Ciudad Real, Toledo y Cuenca.

Núñez ha resaltado que la finalidad del trabajo de cara a los próximos años es "ilusionar, recuperar y convencer" al votante que no ha confiado en el PP en esta ocasión, así como recuperar "el sentimiento de pertenencia al partido" del afiliado y "volver a la calle" para "no perder ni un minuto en los despachos".

De igual modo, el PP continuará dando "todo el protagonismo al municipalismo", ha explicado el líder 'popular', porque ha logrado varias mayorías absolutas en Castilla-La Mancha y casi una veintena de ayuntamientos que dependen de pactos en los que ya están trabajando pero de manera "inicial", ha incidido.

Preguntado por este asunto, Núñez ha declarado que el PP trabaja por conseguir las alcaldías de Ciudad Real, Guadalajara y Albacete, y en estas dos últimas ha defendido que ha habido dos alcaldes 'populares' que "han demostrado un trabajo muy sólido y muy bien hecho y que han sacado un resultado muy digno".

En Ciudad Real, mientras, "hay un aspirante a alcalde que ha hecho un trabajo sensacional durante ocho años en las Cortes y como concejal".

Además, ha mostrado su desacuerdo con la afirmación del presidente regional en funciones sobre la conveniencia de gobiernos del partido alineados en todas las administraciones porque, a su modo de ver, "significa que hay ciudadanos de primera y de segunda" y que con esta afirmación reconoce que en los municipios donde haya alcaldes que no sean del PSOE "se les va a castigar".

Con todo, ha incidido en que el PP va a respetar los 100 días de cortesía del nuevo Gobierno a pesar de que repite tras ganar las elecciones, pero ahora con mayoría absoluta y "la capacidad y disponibilidad plena de llevar a cabo toda la gestión política que en ocasiones ha dicho que no podía porque no tenía la mayoría del Pleno en las Cortes regionales".

Además, la Junta Directiva ha ratificado que Núñez se queda al frente de la oposición y como presidente regional del partido asumiendo, así, "el mandato de los ciudadanos de Castilla-La Mancha" para ofrecer una alternativa de Gobierno dentro de cuatro años "en positivo, con propuestas y basada en el programa electoral", ha subrayado.

REPRESENTACIÓN EN ÓRGANOS EL PARLAMENTO

Por otra parte, el PP ha iniciado negociaciones con el PSOE, partido que ha obtenido mayoría absoluta en el Parlamento de Castilla-La Mancha en las pasadas elecciones autonómicas, para intentar tener presencia en la Mesa de las Cortes, presidir las comisiones que suele liderar la oposición y tener un senador autonómico.

Estas son las peticiones que el PP está haciendo al partido mayoritario, tal y como ha indicado el presidente regional a preguntas de los medios de comunicación.

Núñez ha subrayado que aún están "iniciando las conversaciones" para "estudiar qué intención tiene" el PSOE y para "pedir lo que creemos que nos corresponde en función al número de votos obtenidos".

En este sentido, ha asegurado que el PP va a intentar "estar presente" en la Mesa de las Cortes y en todos los organismos del Parlamento regional que puedan ofrecerles, así como presidir las comisiones que lideran normalmente los partidos de la oposición como la de Presupuestos.

"Vamos a tratar de tener el mayor protagonismo en las Cortes posibl, porque queremos hacer oposición desde el Parlamento y a partir de ahí desde toda Castilla-La Mancha", ha aseverado.

Además, ha añadido que entiende que al PP le corresponde un senador autonómico y así lo va a solicitar "porque es lo que dicen los resultados electorales".

PRESIDENCIA DE HONOR DE COSPEDAL

Por último y de otro lado, el presidente regional del PP ha confirmado que la propuesta para nombrar a la expresidenta regional de la formación, María Dolores de Cospedal, como presidenta de honor del partido en la región "ni está ni estará en el orden del día".

A preguntas de los periodistas Núñez ha afirmado que la propuesta "ni siquiera está en el orden del día" y que "es una cosa que ha pasado a un segundo plano".

No obstante, ha matizado que "para los medios de comunicación y para el PSOE no es un segundo plano", pero sí para él, como presidente de un partido que "comienza una nueva era", y que está "tan en un segundo plano que no está ni en el orden del día (de la Junta Directiva) ni va a estar".

De hecho, ha reiterado, "es algo que ha pasado a un segundo plano por completo" y que, en todo caso, no significa que el PP reniegue de su pasado ni de los gobiernos autonómicos, municipales y provinciales.

"Pero arrancamos una nueva etapa con ilusión mirando al 2023", ha concluido.

Visto 132 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.