Lactalis ha de hacer indefinidos a 14 trabajadores por fraude en la temporalidad

Lactalis ha de hacer indefinidos a 14 trabajadores por fraude en la temporalidad

La inspección de Trabajo, a instancias de CCOO, ha ordenado a Lactalis-Nestlè que transforme en indefinidos catorce contratos precarios que hasta ahora mantenía en su planta de Marchamalo (Guadalajara), ocho de ellos de trabajadoras y trabajadores enrolados a través de ETT y los otros seis con contratos temporales ‘por circunstancias de la producción’. 

En los catorce casos, la Inspección de trabajo constató la existencia del “fraude en la contratación” que había denunciado CCOO, puesto que todos los contratos, tanto los seis eventuales como los ocho de puesta a disposición, fueron “prorrogados de manera concatenada alcanzando un año de antigüedad, y ocupando los mismos o similares puestos de trabajo.”

La Inspección rechaza el argumento de la Lactalis-Nestlè, que pretendía justificar la contratación precaria “porque existen picos de actividad variable que obligan a la empresa a recurrir a la contratación temporal.” 

Por el contrario, la Inspección subraya que es “palmario” de que estas catorce personas, casi todas ellas mujeres, “ocupaban puestos de trabajo estructurales y no ligados a la productividad”, y advierte a Lactalis-Nestlè que “no se puede recurrir a la contratación temporal como modelo de precarización de contratos que estén atendiendo a necesidades estables y permanentes de la empresa.”

CCOO valora esta resolución, si bien presentará alegaciones para pedir a la Inspección de Trabajo que siga analizando contratos, porque el sindicato considera que Lactalis-Nestlè mantiene al menos otros quince puestos de trabajo estructurales cubiertos mayormente por mujeres mediante contratos precarios en fraude de ley.

“Seguiremos trabajando por hacer cumplir a Lactalis-Nestlè con la normativa laboral en materia de contratación, seguiremos trabajando por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. No pensamos hacer el caldo gordo a la empresa; no vamos a mirar para otro lado. Vamos a seguir todos los días al pie del cañón, luchando contra la discriminación y por la igualdad”, ha recalcado el responsable de la sección sindical de CCOO en la planta de Lactalis-Nestlè en Marchamalo, Ángel Fernández.

Lactalis-Nestlè, resultado de la integración en 2007 del negocio de yogures de Nestlé y del grupo francés Lactalis, cuenta en Marchamalo con una plantilla estable de 529 personas, repartidas entre la fábrica de lácteos y el centro de distribución. Tras la resolución de la Inspección, los contratos indefinidos subirán hasta 543. “Y tendremos que seguir incrementando esta cifra, porque sigue habiendo muchos puestos estructurales cubiertos en precario y en fraude de ley, sobre todo por mujeres”

Visto 1125 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.