Segunda jornada de huelga de la plantilla de Schrèder-Marchamalo. Segunda jornada de huelga de la plantilla de Schrèder-Marchamalo.

La plantilla de Schrèder-Marchamalo vuelve a secundar masivamente la segunda jornada de huelga

La plantilla de Schrèder-Marchamalo (antigua Socelec) vuelve a secundar hoy de forma unánime la segunda jornada de huelga, tras la que masivamente secundaron anteayer martes, para exigir a su empresa que les reponga íntegra la prima de producción.

Al igual que el martes, en el turno de mañana sólo han entrado a trabajar los jefes de los distintos departamentos, reforzados hoy con un mayor número de trabajadores de ETT. 

Mientras los huelguistas del primer turno permanecen desde las 07.00 horas de la mañana y bajo la lluvia a las puertas de la fábrica, alrededor de una quincena de trabajadores de ETT sí han accedido al interior de la planta, “amenazados y muy presionados por la dirección de la multinacional belga en España a través de la ETT que les enrola, que en las últimas horas les ha remitido diversos mensajes de ‘advertencia’ sobre las ‘consecuencias’ de no ir hoy a trabajar.”

“La empresa está tratando de enmascarar la paralización total de la planta a consecuencia de la huelga incorporando a más trabajadores de ETT para mantener abierta una única línea de producción, que es todo lo que han conseguido. Pero todo lo que monten hoy habrá que desmontarlo mañana, es gente muy nueva que no conoce los aparatos, y no tienen al lado ni compañeros con experiencia ni inspectores de calidad, están todos en huelga”, señala Juan Martín, secretario del comité de empresa.

“Schrèder debe afrontar con seriedad y responsabilidad el conflicto laboral que se vive en Marchamalo, en vez de intentar minimizarlo y esconderlo tirando de trabajadores en precario, lo que no deja de ser un modo de hacer esquirolaje. Una planta que fabrica y suministra luminarias para el alumbrado de media España no puede instalarse en el conflicto laboral permanente, acumulando problemas y tensiones con la plantilla y manteniendo en la fábrica tantos trabajadores directos como de ETT”, ha instado por su parte Ángel León, secretario general de CCOO-Industria.

También el secretario general de CCOO-Guadalajara, José María Rey Cuevas, ha insistido en reclamar a la multinacional belga “más sensatez en el gobierno de las relaciones laborales. En la Unión Europea, en Bélgica y en España, no se puede gestionar la producción maltratando a los trabajadores e ignorando a sus representantes”

En la misma línea, el comité de empresa ha vuelto a recordar a la dirección de Schréder-Marchamalo que “nosotros estábamos y estamos abiertos a la negociación. Es la empresa la que tiene que entender que la plantilla está harta; se lo está demostrando con el éxito de las dos jornadas de huelga. Y habrá más si esto no se arregla.”

La práctica supresión de la prima de producción -que representa en torno al diez por ciento de las nóminas mileuristas de los trabajadores- “ha sido la gota que ha colmado el vaso, pero el vaso ya estaba muy lleno”, recalca Martín.

La propia presencia en el mismo centro de trabajo de tantos trabajadores directos -210- como de ETT “indica unos índices de precariedad que hay que resolver, hay que buscar fórmulas y acuerdos para estabilizar plantilla. Eso, por sí solo, redundará en una reducción de las incidencias que la empresa achaca a los trabajadores, que han sido la excusa para el recorte salarial que nos están aplicando y que son de su sola responsabilidad, por la inestabilidad laboral, por errores de ingeniería, por mala planificación y organización de la producción…”

A esto se añade el no reconocimiento ni retribución de las muchas horas que los trabajadores estables tienen que dedicar a enseñar y formar de los eventuales de ETT.

Además, Schrèder viene imponiendo desde hace dos años a los trabajadores de Marchamalo el calendario de vacaciones, de los 22 días establecidos en convenio solo les permite elegir dos, el resto los decide la empresa -incumpliendo la obligación de negociar que también establece el convenio de referencia, el de Industrias Siderometalúrgicas de la provincia de Guadalajara.

 

“Que tome nota la dirección de Schrèder, tanto los directivos de la planta de Marchamalo como los de central de Bélgica, del éxito de los dos días de huelga. Del malestar, la unidad y la determinación de los compañeros. Esto no se arregla mirando para otro lado.”

 

“Nosotros vamos a dejar las fechas navideñas; veremos luego las previsiones de carga de trabajo para el mes de enero y reuniremos a las asambleas de trabajadores para decidir cuándo convocamos nuevos paros y movilizaciones. Esperamos que los directivos aprovechen estos días para llamarnos”

Visto 500 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.