Y un divertido y enriquecedor paseo con un rebaño de ovejas por Marchamalo, reivindicando el derecho de paso de las ovejas por las vías pecuarias. Y un divertido y enriquecedor paseo con un rebaño de ovejas por Marchamalo, reivindicando el derecho de paso de las ovejas por las vías pecuarias.

Las ovejas tomaron Marchamalo para recodar la importancia de las vías pecuarias

Entre el sábado y el domingo se han celebrado en Marchamalo estas VI Jornadas que se centran en conocer cada día mejor nuestras vías pecuarias, con el objetivo fundamental de defenderlas y mejorarlas, así como los valores de la ganadería extensiva en nuestro medio rural, como elemento fundamental para la vertebración de la vida en los pueblos y como recurso económico vital, tanto por la explotación de los rebaños, como por los grandes beneficios medioambientales que aportan a los territorios.

Las jornadas fueron inauguradas por el Concejal de Parques, Medio Ambiente, Sanidad y Consumo y Aguas y Alcantarillado del Ayuntamiento de Marchamalo, D. Manuel Recio Caballero, aprovechamos para agradecer la gran colaboración que hemos obtenido de este Ayuntamiento en el desarrollo de las jornadas.

Sentimos enormemente que no pudiera asistir ningún representante de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Guadalajara, a los que les cursamos la oportuna invitación y que declinaron la misma por problemas de agenda. Estamos seguros de que nos hubieran podido ampliar muchos detalles de la que consideramos lamentable situación de las vías pecuarias en la provincia. 

A pesar de esta notable ausencia, la calidad de los ponentes y las conferencias ofrecidas consiguieron ampliar nuestros conocimientos sobre el tema alrededor del cual giraban las jornadas “Conectando Territorios a Través de las Vías Pecuarias”,

Y el domingo pudimos disfrutar de un edificante y divertido recorrido con un rebaño de unas 200 ovejas de una explotación de la  zona, a través de diferentes vías pecuarias que se encuentran en el muncipio de Marchamalo, llegando a cruzar todo el pueblo con el rebaño, lo que levantó la expectación de las personas que nos acompañaban, así como la alegría de muchos pequeños al ver el rebaño.  

Para finalizar, todos los asistentes nos comimos unas estupendas migas de pastor.

Visto 700 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.