Aviso Gorra

Tiempo de silencio

b2ap3_thumbnail_DSCN3034.JPG 

Será porque el calendario me marca 49 inviernos, o porque ando hastiada de la extrema vanidad de las tentaciones mundanas.

 Porque me perturba la  hipocresía, la crueldad y negligente superficialidad de la sociedad y de tantas palabras a las que les falta una rúbrica de autenticidad. El clic, “Me gusta”, sus ecos y poco más…Imágenes de imágenes de imágenes. Infinitud de repetición incesante.

Oye, hijo mío, el silencio. Es un silencio ondulado, un silencio, donde resbalan valles y ecos y que inclina las frentes hacia el suelo, nos decía Lorca.

Por eso ando en mi tiempo de silencio, con textos borrados, vaciando mi memoria en esa magdalena mojada en té, como Proust, para tomar conciencia y pensármelo dos veces. 

Y aquí sigo impasible, floja y anodina, escuchando el silencio entre tantas voces redentoras en ceremonias huecas, pero atenta a lo que sucede y lamentándolo.

Si no lo sabías, ahora lo sabes: todo está hueco; y apenas digo todo-está-hueco, siento que caigo en la trampa: si todo está hueco, también está hueco el todo-está-hueco. (Octavio Paz)

Reivindicación de los poetas
¿Es ladrón quien roba a un pobre?