Un zángano en el palmeral

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

POR QUÉ PODEMOS NO CUENTA CON MI VOTO

Publicado por en en Un zángano en el palmeral

Me escribe: “… Si lo que esperas a continuación, es el enunciado de una serie de diatribas mejor o peor argumentadas, cuyo objeto consista en acusar o desmerecer a la formación política a la que tildan especialmente de ‘populista’- ‘honor’, según otros, compartido con Ciudadanos- harás bien en suspender el cuidado que me dedicas porque difícilmente vas a encontrar satisfechas tus expectativas. Así pues, sí: las razones que te daré cuentan solo con mi aprobación y pretenden explicarte algo que, a tenor de lo que me has confiado, te produce notable desconcierto… “

“… Tengo por inteligente comprender que ni se adquieren adhesiones o afectos generales ni siquiera lo que desde una tribuna se pueda decir permanece en el ánimo de las personas obligatoriamente, cuando la presencia única del que se atreve a levantar la voz carece de otro respaldo que el que gratuitamente se confiere. Por esto mismo, porque solo me represento a mí, sostengo que, convocado a las urnas, ya sea a efectos administrativos locales, autonómicos o estatales, evitaré todo sufragio a favor de Podemos. Se lo negaré como se lo he negado al PP, al PSOE, a Ciudadanos… y a cualquier otra formación política. De sobra sabes que no soy de los que se considera al margen de los usos y pensamientos que tienen que ver con el gobierno de las cosas y de los seres, que participo y hago efectivos mis derechos y deberes ciudadanos, que respeto a los hombres y mujeres que nos representan en las instituciones tanto como cabe hacerlo con todo otro colectivo. Sin embargo, hay en esto de la política unas variantes que siempre me han desalentado. Unos procedimientos que tienen que ver con el poder a toda costa, con el dominio permanente mediante las técnicas de proselitismo para la venta y la manipulación. Los políticos- no por ser solo políticos- tienen un producto- eso que nos dicen que harán para mejorar el bienestar común- estrategias para difundir la imagen y los valores de los actos emprendidos para la consecución de esa ‘manufactura’, y programas para, como se dice ahora, ‘la fidelización de la clientela’. Como ves, salvo en los casos de flagrante ilegalidad, todo conforme. Sin reproche social puesto que son prácticas comúnmente aceptadas y que se respetan en el comercio, la industria, la cultura, la sanidad… Nada que pueda enfadarme más que, pongamos por caso, una campaña para obtener la atención y el consumo de los bienes correspondientes a una marca determinada. Creo, no obstante, que ambos casos tienen en común algún particular que detesto: la falta de trasparencia, la ausencia de objetividad, el sectarismo… lo de unos siempre es mejor que lo de los demás, nunca se mencionan las bondades o aciertos ajenos y, si usted- o yo- no está con la marca o con el partido- queda, quedamos, en el reducto de lo marginal, de lo inconsistente, de lo nocivo, incluso de lo tóxico. Por lo tanto, voto en blanco, amigo mío. Voto en blanco hasta que alguien me demuestre que merece una confianza difícilmente originada dentro del mundo del marketing…”

Naturalmente, tuvo respuesta, pero eso, ahora, es de escaso interés.

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Miércoles, 25 Abril 2018

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies