Herreros y otros trastos viejos

MMIX: Lo que el viento se llevó

Es una de las pocas películas que ha conservado su título con la traducción al castellano. “Gone with the wind”, “Lo que el viento se llevó”, cumplía 70 años el año pasado. Una gran película que relata la vida de una mujer que pasó de la riqueza a la pobreza, vivió una guerra y juró que no volvería a pasar hambre, justo antes de hacerse un vestido con unas cortinas. Podría casi considerarse como una metáfora a imitar en esta época de crisis.

Ha sido un año un poco negro este MMIX. No sólo por la crisis, la peor desde 1929, sino porque muchas personas relevantes para la sociedad, la religión, la filosofía, la música, la Literatura o el cine han desaparecido.

Haciendo memoria, tenía la impresión de que había muchas personas relevantes por su aportación a la Historia, que había dicho el adiós definitivo el año pasado, pero al comprobarlo, me he llevado una gran sorpresa. No grata, precisamente.

La Literatura y Filosofía han perdido a Mario Benedetti, Levi-Strauss, Francisco Ayala, José Antonio Muñoz Rojas o Franco Volpi, entre otros. Los pobres de la India no volverán a tener entre ellos a ese ángel, Vicente Ferrer, aunque por fortuna su obra le ha sobrevivido.

Quizá la muerte que más ha dado que hablar, desde Lady Di, ha sido la de Michael Jackson. Aunque, en España, no podemos olvidar a otros intérpretes notorios que han cantado su última nota en 2009, como Antonio Vega, Mari Trini o Luis Aguilé. También, dijo adiós Willy DeVille

La ceremonia de los Oscar que se celebrará dentro de un mes, dedicará un adiós a los actores fallecidos en 2009, que quizá sea un poco largo. En nuestra memoria, quedará la chica de oro Beatrice Arthur, el pequeño saltamontes David Carradine, el ángel de Charly Farrah Fawcett, el seductor Ricardo Montalbán, la dulce Brittany Murphy, y el bailarín o fantasma Patrick Swayze.

En España, decimos hasta luego a José Luis López Vázquez, Mary Carrillo y Paul Naschy (su nombre real era Jacinto Molina Álvarez y fue un genio del cine español) entre otros.

La moda dice ciao a Armand Basi (que era de Barcelona). Y la política a ex presidentes tan conocidos como Raúl Alfonsín, Cory Aquino y Kim Dae Jung (presidente surcoreano y Premio Nobel de la Paz de 2000). En España, Sabino Fernández Campo, Nemesio Fernández Cuesta, Manuel de Prado y Colón de Carvajal y Jordi Solé Tura. Aunque, quizá, la muerte más conocida sea la de Edward Kennedy, el último de la saga de políticos más relevante en EEUU.

Recordar que ha muerto Aage Niels Bohr, premio Nobel de Física en 1975, me ha traído a la memoria la teoría del movimiento de electrones entorno al núcleo del átomo que estudiábamos en el instituto.

Cómo olvidar la pérdida de Daniel Jarque y Bobby Robson, en fútbol, o la del ciclista Frank Vandenbroucke. También, han compuesto o interpretado su última nota los músicos Maurice Jarre, Lukas Foss, Alicia de Larrocha o Rudy Ventura.

En periodismo, hemos perdido a Julián Lago, Andrés Montes y su tikitaka, Don Hewitt (el creador de un modelo de programa televisivo revolucionario en su momento, “60 minutos”) o el casi imprescindible Valerio Lazarov.

La fotógrafa Helen Levitt, el escritor Frank McCourt (“Las cenizas de Ángela”), la prolífica Corín Tellado y John Updike. Por mencionar sólo unos pocos en cada campo. Muchos. Aunque, supongo que en 2009, habrán nacido bastantes más que dentro de unos años tratarán de modificar algo más que la tierra donde los entierren.

Como no me quiero quedar en lo negativo, también, mencionaré algunas cosas buenas del extinto MMIX, como que han descubierto una revolucionaria forma de curar las caries, que hace “crecer” de nuevo los dientes. Lo siento por las empresas de pegamento de dentadura postiza.

En agosto de 2009, informaban de que por fin habían completado el estudio del genoma del virus VIH, lo que abre toda una puerta de posibilidades a la curación del SIDA. Se ha descubierto agua en la Luna y metano en Marte, además la NASA reparó el Hubble, todo un hito en la ingeniería aeronáutica.

En mi pueblo dicen mucho ese refrán de “el hambre agudiza el ingenio”, si lo extrapolamos, podríamos decir: la crisis, agudiza el ingenio. Y estos años, económicamente malos, se traducirán en grandes avances para la humanidad. Si las guerras lo permiten.

Yo les deseo para este recién nacido año salud, equilibrio, paz, amor, trabajo y alegría, en las dosis que ustedes decidan.
Feliz MMX.
¡No al cementerio nuclear en Guadalajara!
Entre el nueve y el diez

Related Posts