Tauromaquia

Los asuntos pendientes y la feria primaveral 2019


Puerta Grande "Iván Fandiño" de la Plaza de Toros de Guadalajara.

De los asuntos pendientes, decirles que en Guadalajara se abrió el melón taurino del año 2019, con el sorprendente anuncio de la renovación por dos años de la explotación de Las Cruces a la misma empresa. Y que según razones del consistorio para justificarlo son, entre otras, que en el 2018 lo hizo bien, muy bien o mejor dicho, muy requetebién; y, oigan.., ¡¡se quedaron tan tranquilos!!.

El gerente de la misma, en dicho acto, vino a darles la razón cuando desgranó todos los logros obtenidos. Así que, sin cortarse un pelo, pidió perdón por el esperpéntico festejo de abril pasado, día de San Anselmo; pues aquello fue un desastre que se dio por TV y tuvo eco nacional; cayendo la categoría de Las Cruces al peor nivel que se recuerda...

De los éxitos alcanzados en la feria lo que se dijo no tuvo desperdicio, pues desgranó un triunfalismo sin continencia, ni datos, ni argumentos, que al cabo vino a proclamarla casi como la mejor de la historia del coso capitalino; ¡qué cosas se oyen; Señor, Señor!.

Falló la memoria a los participantes de manera más que suspicaz. Puesto que nada se dijo del atentado realizado a la Fiesta, a su reglamento, a la autoridad gubernativa y a los veterinarios de servicio, con el ilegal beneplácito de un presidente de plaza de mínimo saber taurino, (nombrado por orden consistorial), con una total premeditación y nocturnidad en el patio de cuadrillas del coso, después de haberse celebrado el festejo del sábado 15/9/18, según dejamos constancia en su día con la crónica correspondiente.

Además, el bien recordar con sacada de pecho, la inclusión del único torero con sangre alcarreña, que se pudo ver en la feria, para cubrir el puesto de cartel ante la espantá de Padilla; con lo que eso representó de ahorro de decenas de miles de euros, frente a los llegados al sustituto. La verdad.., que ese comentario, no tuvo ni acierto ni sensibilidad.

La triste conclusión y suspicacia que se puede sacar de lo relatado, es que un muy flaco favor se hizo el consistorio a sí mismo, por la mala e inexplicable decisión de renovar el contrato; y mucho peor fue lo del fuerte daño recibido de la empresa por demostrar ésta, palmariamente, los deméritos para dicha renovación. Es que vamos.., ni queriendo.

El segundo asunto pendiente, es el derivado por lo ocurrido en el patio multiusos del coso capitalino, según se ha dicho antes, ante la oposición del presidente del festejo a que fueran tomadas, como indica el reglamento, muestras de las astas de dos toros por clara sospecha de manipulación y su envío para análisis en el laboratorio de la policía.

Como consecuencia de ello y, según el reglamento, se cumplimentó por los funcionarios de policía gubernativa y veterinarios, el obligado informe sobre lo ocurrido; elevándose los mismos al Delegado provincial de la Junta, D. Alberto Rojo Blas. Y.., hasta hoy.

Este medio no pudo obtener por vía oficial datos de la situación administrativa de tal tropelía. Tal tardanza en iniciar este expediente es muy sospechosa e inexplicable, ya que concurren circunstancias que por higiene democrática deberían aclararse. Porque no es de ocultar la actual situación laboral de excedencia de D. Alberto Rojo en el Grupo Polo, propiedad de la familia a la que pertenece D. Álvaro Polo, a la sazón uno de los tres integrantes de la UTE que explota nuestro coso taurino. Ya me entienden...

Este lío de intereses solo es posible salvarlo, ante la opinión pública, con una rápida solución administrativa del expediente para el bien de todos; y en especial para quien debe sancionarlo, el Sr Rojo; ya que no es de obviar el que esté nominado por el PSOE para acceder a la alcaldía de la capital en las elecciones de mayo. ¡Oiga.., seamos serios!

De este, digamos retraso, solo existe un único y claro beneficiario: la UTE que gestiona el coso. Pues hubiera sido imposible renovar el contrato, existiendo una resolución del expediente con propuesta de fuerte sanción; de ahí la antes mencionada suspicacia...

Como referencia a un caso parecido, aunque más grave, en Huesca, se solventó con la diligencia de tramitar en tres meses un expediente por manipulación de astas a toda la corrida de la ganadería de El Vellosino, lidiada por Ponce y El Juli en la feria de 2018; y con sus análisis en positivo, se propuso al ganadero para la sanción máxima posible. Huesca no tiene declarada La Tauromaquia bien provincial, como sí ocurre por estos pagos; pero ciertamente la defienden mucho mejor y, además, el Sr. Delegado funciona.

Para los próximos 6 y 7 de abril, según el calendario, (S. Prudencio y S. Juan B. de La Salle), se nos anuncia una mini feria primaveral de la que esperamos la prudencia y la enseñanza para honra de las virtudes cardinales y la pedagogía de los mencionados referentes religiosos; eso sí, aplicables a la fiesta taurina.., y la verdad es que la cosa pinta regular. Al menos para el domingo día 7, con un festejo mayor, donde Morante, El Juli y Ángel Téllez, por varias razones que nos dan pocas esperanzas para su logro.

La novedad, desde años ha, que representa para Las Cruces el evento de una alternativa, (exclusividad de Sacedón para los toreros de aquí), nos muestra poca pedagogía taurina; pues es el interés y la oportunidad de los empresarios, apoderados de Ángel Téllez, lo que la sustenta. Además, no es de ocultar el poco eco del novillero de Mora de Toledo en estos pagos, tras su corta trayectoria profesional. El próximo 24 de marzo se anuncia en Madrid; dicho sea de paso para quien desee conocerlo antes de su doctorado.

Famosos los nombres del padrino y testigo, con muy lejanas actuaciones en nuestro coso que dejaron sus huellas ni llamativas ni muy agradables y sugiere este regreso el intento de acercarse a los aficionados locales. Pero al huir ambos toreros del bombo de Simón Casas y por tanto de San Isidro, prima el atractivo del reclamo para la afición madrileña, que es para quien, en verdad, se piensa este evento y poder salvar la taquilla.

 Ambos llegan muy pasados el ecuador de sus carreras profesionales con ya todo dicho y hecho para la historia, que lógicamente tiene luces y sombras; y éstas en el caso de El Juli, para la afición local, (que es un eterno terreno Fandiño), por lo publicado en el libro Mañana seré libre y sin negarlo..; no creo que la prudencia aconsejara su regreso.

Todo esto lo veremos con un ganado ad hoc para intentar lograr el éxito, que por otra parte siempre está asegurado en este coso; y que se espera tenga, al menos, dignidad en su presentación. Pero pedir eso a Morante, El Juli, Garcigrande, Domingo Hernández y al presidente.., se nos antoja demasiado para los maltratados aficionados locales. En fin.

El cartel, para abrir la feria de primavera el día 6, con una novillada picada del ganadero y empresario local, es una agradable prueba para que se puedan ver a los futuribles de la Escuela Taurina; que son los dueños de nuestra esperanza, como aficionados.

OJALÁ CUALQUIER 8 DE MARZO
Feminismo