Herreros y otros trastos viejos

Libertad de prensa ¡Jua!

Me hace mucha gracia que los políticos se llenen la boca de que hay que garantizar la libertad de prensa y tal, pero a la hora de la verdad, sus actos distan mucho de sus palabras. Sin ir más lejos, la prensa tenía vetado un acto institucional público, paradójicamente, abierto a todos los ciudadanos. Podían asistir, pero no tomar notas ni grabar nada, salvo unos recursos mientras actuaba un cuarteto de cuerda.

No suelo usar este espacio, mi blog, para hablar de situaciones personales, pero hoy voy a hacer la excepción. Esta mañana, se celebraba en Guadalajara el acto institucional para conmemorar el Día contra la Violencia de Género, una lacra social que afecta a miles de mujeres y niños en España y que, en la región, se ha cobrado en el último año 3 víctimas, unas 40 a nivel nacional. La última, una mujer ecuatoriana, cuyos restos mortales fueron hayados en las proximidades del Casino (cerca de la N-320).

La violencia de género es algo que se puede evitar, a través de la concienciación, de hecho, durante la celebración del acto, el delegado de la Junta en Guadalajara, José Luis Condado, decía que los medios de comunicación también tenemos un papel importante en la difusión de información que evite, en la medida de lo posible, que las mujeres maltratadas sigan siéndolo.

Curiosamente, como periodista, no puedo hacerme eco de eso, porque no podía tomar notas ni grabar ni reproducir nada de lo que estaba escuchando. Sin embargo, sí se me ha permitido permanecer en la sala como ciudadana anónima. Esto me lo ha comunicado uno de los responsables de prensa de la Junta, que acercándose a mi asiento me ha preguntado que para qué medio trabajaba.

Le he respondido que para GuadaQué y entonces, me ha informado de que no tenía permiso para estar en ese lugar ni para tomar notas o grabar lo que estaba sucediendo. En esos momentos, estaba interviniendo uno de los invitados al acto. Le he preguntado que por qué. Me ha contestado que ya habían atendido a los medios en el canutazo previo y que, tal como ponía en la convocatoria, la prensa no podía estar en el acto institucional.

Le he respondido que es absurdo que me impida la asistencia a un acto público. Incluso, le he preguntado: "Si salgo a la calle, cojo a una persona cualquiera, le pido que pase, tome notas y me lo cuente, ¿tendría permiso?". Se ha quedado en silencio y ha vuelto a reiterar que no podía tomar notas, que ya estaban las declaraciones previas.

Como no estaba segura de lo que ponía o no en la convocatoria de prensa que nos había enviado la Junta de Comunidades, he esperado a llegar a la redacción y revisar el correo. En el que se lee lo siguiente:

"La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, María Teresa Novillo, asiste mañana, lunes 26 de noviembre a la presentación de la “Guía para compartir la gestión de los recursos familiares” en Cabanillas del Campo (Guadalajara). Posteriormente, Novillo acude al acto del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres en Guadalajara. Por la tarde, la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha asiste al acto con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres organizado por el Centro de la Mujer y Ayuntamiento de El Casar (Guadalajara).

NOTA PARA MEDIOS

10.00 horas.- Novillo asiste a la presentación de la “Guía para compartir la gestión de los Recursos Familiares”.

Lugar: Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cabanillas del Campo (Guadalajara)

12.00 horas.- Novillo asiste al acto con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Lugar: Salón de Actos de la Delegación de la Junta de Comunidades, C/ Juan Bautista Topete, 1 y 3 Guadalajara

La directora del Instituto de la Mujer atenderá a los medios de comunicación a su llegada.

17.00 horas.- Novillo asiste al acto con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Lugar: Salón de Plenos del Ayuntamiento de El Casar
".

Y nada más.

Señor de prensa de la Junta que no me dicho su nombre, ¿dónde de la convocatoria exactamente pone que la prensa no puede asistir al acto, permanecer en el mismo hasta su conclusión, tomar notas o imágenes del mismo y, luego, como es su trabajo, reproducirlo en sus respectivos medios?

Además, debo añadir que recibimos una invitación al acto, a nombre del medio, que me acreditaba para poder asistir al mismo, quedarme y tomar toda las notas que me diera la gana, como he hecho siempre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieren saberlo, por supuesto, me he quedado hasta la conclusión del acto, que es lo que solemos hacer en nuestra redacción para poder contar al ciudadano más allá de la declaración de los políticos. Así que, como ciudadana que soy (además de periodista, pero en este blog no ejerzo como tal), puedo decirles que durante el acto, la directora del Instituto de la Mujer, Mª Teresa Novillo, ha leído un manifiesto con motivo del Día contra la violencia de género, que es público, pero del que no puedo tomar notas.

También, informó del número de llamadas recibidas al servicio de atención telefónica de la Junta para mujeres maltratadas, es decir, datos públicos, de los que no podía hacerme eco. Ha ofredido datos también del número de mujeres atendidas, cuántas mujeres pusieron denuncias en los juzgados o a través de la policía y la guardia civil, cuántas tienen órdenes de protección penal y civil.

Por lo visto, todos estos datos son un secreto de Estado, pero sólo para la prensa, porque como ciudadana sí puedo escucharlos y reproducirlos si me da la gana, pero como prensa no.

PD: Tras conocer lo sucedido, me ha llamado por teléfono la jefa de prensa de la Junta para disculparse, porque ha sido un error de la persona que ha hablado conmigo, ya que, efectivamente el acto era público y abierto a la prensa y a los ciudadanos. Agradezco que me haya llamado para aclarar el asunto. Al periodista en cuestión le habían indicado que no se podía grabar por cuestiones técnicas que no de censura y él lo interpretó mal.

Todos somos humanos y nos equivocamos, por eso, acepto gustosa la disculpa y me hago eco de ello. Pero también es verdad que la lógica dictaba el modo de actuación: si el acto era público, la propia palabra habla por sí sola.

Me van a pasar todos los datos que proporcionaron, en cuanto los tenga, informaré al respecto.

PEDIR PERDÓN
“Vinajeras”