Aviso Gorra

Destacado 

La mosca cojonera

En este veroño de septiembre, donde el calor no se caba de marchar, las moscas están acabando con la paciencia de muchos ciudadanos, pero lo de hoy, ha sido el colmo, porque las moscas, o la moscas cojoneras, que se dice en el lenguaje coloquial, se han dedicado a incordiar, molestar, y dar la lata, nunca mejor dicho, en la inauguración de la la nueva planta que la multinacional norteamericana Ball Corporation ha instalado en Cabanillas, y que se dedica precisamente a fabricar latas.

En la retransmisión en directo en vídeo, hemos podido ver a un alcalde de Cabanillas, José García Salinas, al que literalmente se le comían las moscas, al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también mosqueado y bromeando con la anécdota y sobre todo, a una secretaria de Estado, que ha sabido aguantar de manera estoica su intervención de diez minutos sin un solo aspaviento, a pesar de que las inevitables moscas, se le posaban tan pronto en el labio, como en la ceja o las orejas.

De la que se ha librado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que llegaba tarde al acto por tener que comparecer en Madrid, y que no ha tenido que soportar la nube de moscas en la tribuna. Pero aunque tarde, había que llegar por si las moscas, esas que decía Machado, que evocan todas las cosas, y que le venían a recordar tanto a Page como a Bellido en presencia de la ministra, que en Azuqueca, también tienen mosca cojonera, que con estudio de valoración como candidato o sin él, fue y es sanchista.

Una hazaña alcarreña: El vuelo del Cuatro Vientos
CONCURSO INTERNACIONAL