ACTA DEL SORTEO DEL FESTEJO DE LA FERIA DE OTOÑO DE MADRID DEL 4 OCTUBRE 2019

Finalizada la interesante pero sangrienta temporada 2019; a los aficionados les gusta compartir el balance de lo vivido y sucedido durante su devenir por el calendario; y hacerlo con el placer que da la objetividad, que ayuda y mucho en su análisis.

A esos aspectos enunciados de la temporada, se une un tema que va tomando cuerpo de preocupación que tiene que ver con las fundadas sospechas sobre la vuelta al fraude que representa la lidia, en corridas de toros, de reses que no cumplen con la obligatoriedad de sus cuatros años cumplidos; o sea que al que pasa por taquilla aficionado o no, le pueden estar dando.., novillos por toros; ¡qué cosas Carballeira!.

Para intentar justificar y opinar sobre lo dicho, nos debemos remontar a marzo de 1982 que es cuando por medio de una Orden de la Presidencia del Gobierno se indican y concretan las acciones a llevar a cabo en todos los herraderos de las reses para eliminar el abuso existente, en aquella época, de la lidia de novillos en los festejos mayores. Se impuso así, la obligación de: marcar en una de sus paletillas, mediante hierro candente, el guarismo final del año ganadero del nacimiento del animal...

Este se concretó, mediante acuerdo unánime entre Administración y los ganaderos, en: el tiempo comprendido entre el 30 de junio y el 1 de julio del año en que termina la paridera; entendiéndose que ésta da comienzo en el otoño y termina en la primavera siguiente. O sea que, por los ganaderos, se asumió y aceptó la ausencia de nacimientos de reses para su lidia en julio, agosto y septiembre. Puesto que por las razones que se adujeron de riesgos por una casi total ausencia de pastos y de las inclemencias de una climatología cada vez más adversa por su calor excesivo, no habían sino unos grandes problemas para los partos. Y además se acordaba: que los nacimientos habidos, cada mes del año ganadero, se deberían declarar dentro de los 10 primeros días del mes siguiente al del parto y nunca más tarde de los 27 días desde este.

Y ahora veamos con detenimiento lo que está pasando; porque para listos.., los taurinos listos; y este gremio recoge, también, a los ganaderos listos..; y desde hace unos años, cada vez con una mayor profusión, se observa, a la llegada de las ferias de julio, agosto y septiembre en las actas de los sorteos de los festejos mayores, fechas de nacimientos de esos meses señalados, en los toros a lidiarse. Y en las de septiembre, de reses nacidas en agosto y septiembre.

Concurren estas circunstancias, en los meses en los que se celebran, más menos, el 63% de las ferias de la temporada, tanto en España como en Francia; y se concretan en las ganaderías que son exigidas por los que se denominan figuras del toreo y que en la actualidad torean en cualquier tipo de plaza. Siendo las calificadas de 2ª categoría las más señaladas por lo que aquí decimos; y se pueden también encontrar en cosos de 1ª.

Llama mucho la atención, en este punto, la profusión de este posible fraude en plazas que se gestionan, bien por personas físicas o mercantiles con explotación de un buen número de cosos, ya sean en modo de: concesión, gerencia o con acuerdos con varios empresarios.., digamos que franquiciados y que en casi todo dependen, v.gr. de ganado, cabestros, mulillas, toreros.., de los bien llamados empresarios monopolistas del toreo.

Comentado este tema con algunos ganaderos de los que no gustan entrar en este juego, me apuntan una serie de razones que, como aficionado, son difíciles de digerir. Como...

Que seguramente se adelanten planificadamente las parideras

Que los piensos actuales logran una mayor configuración del trapío en las reses

Que.., hombre..; con el rollo de las normativas del Mercado Común...

Y que.., bueno.., claro..; también es posible una cierta picaresca por la indefinición de la norma vigente, en el registro de las fechas del nacimiento de los animales...

Lo cual permite cavilar sobre un posible fraude de magros beneficios para los que hagan este juego. Porque evidentemente no se produce, por logros del pienso; puesto que lo que puede aportar es... fachada, en vez de trapío, pero nunca más edad. Tampoco es lógico lo del adelanto planificado de las parideras, por dos importantes motivos.

Primero; por romper de forma premeditada y unilateral el acuerdo, todavía vigente en el Reglamento Taurino, que llevó a todos los ganaderos, en marzo de 1982, a la admisión del guarismo último del año de nacimiento de las reses, considerándolo junto a su guía como el acta notarial de la fecha del nacimiento del toro de lidia.

 

Segundo; porque el riesgo que se pretendía evitar con nacimientos en julio, agosto y septiembre en la época de dicha Orden de Presidencia del Gobierno; en la actualidad es mucho mayor, debido al calentamiento global producido desde hace casi 40 años y que se enseñorea, de todas las dehesas, con un fuego abrasador por esas fechas. Y los ganaderos no se la juegan así como así..; quedando, por tanto, como única prueba de cargo del posible fraude la falsedad de la inscripción en el Libro de Registro de Nacimientos debido a la antes mencionada.., picaresca en la declaración de la fecha del nacimiento de los animales.

Y por último, el apelar a la reglamentación emanante de las directrices del MC, recogidas en el RD 1835/2008 del 8/11; sobre: …el sistema de identificación y registro de reses bovinas, cuando estas se refieren a los plazos máximos permitidos para la colocación de crotales, (20 días desde el nacimiento) o del registro en la Base de Datos del ganadero, (7 días después de nacer o desde la colocación de aquellos) y otras reglas sobre el tratamiento de las carnes para su puesta en mercado; cuando estas normas no modifican lo esencial de lo ya establecido por lo legislado para el toro de lidia, pues...


PLAZA DE TOROS DE CUENCA, FESTEJO DEL 27 DE AGOSTO DE 2019.

Queda, por tanto vigente, a nuestro criterio, el acuerdo sobre el año ganadero y de su tiempo señalado como paridera; puesto que es una especifidad inherente a la reses de lidia. Que muy bien les hubiera gustado haber metido mano muy a fondo, en todo esto, a los parlamentarios europeos animalistas...

Y es que ante semejante pico de gran demanda, en esas fechas veraniegas, del ganado de lidia para el suministro de reses de ciertas ganaderías del gusto de las figuras, a los festejos que se celebran; se genera una expectativa de importante ilícito beneficio para: empresarios, toreros y ganaderos sin escrúpulos. Ya que el criador vende un novillo a precio de utrero y se ahorra el mantener estas reses en el campo, con sus riesgos, mucho más de medio año hasta su posible venta futura. De los otros gremios, vamos a dejarlo...

Este posible fraude se logra de manera tan simple como esta: declarando y asentando en el Libro de Registro las reses nacidas en octubre, (inicio de la paridera por correlación con la del 30 de junio del año ganadero), que el nacimiento fue en los meses de julio, agosto y septiembre. Así de simple. Y a ver quién es el más que guapo para descubrir semejante engaño, con una simple o escrutadora inspección profesional veterinaria; para aseverar que el animal que se reconoce, que recoge en su guía que por su edad es un toro..; cuando en verdad es un novillo a tan solo dos meses de ser considerado un legal cuatreño... ¡qué cosas Carballeira!.


PLAZA DE TOROS DE GUADALAJARA, SORTEO DE LA CORRIDA DEL 14 DE SPTIEMBRE DE 2019, FINALMENTE SUSPENDIDA.

Semejante problema, no es tal.., sino más bien un fraude imposible de perseguir; porque la Administración, tanto estatal como autonómica, han pasado la responsabilidad de esta fiscalización a las explotaciones ganaderas y simplemente han dejado de ejercer sus funciones de control e inspección sobre los aspectos ya tratados anteriormente; y no aparecen por las ganaderías, ni para comprobar nacimientos y crotales; ni en las faenas de los herraderos; ni en la puesta y quita de fundas; ni tan siquiera, como invitado a un tentadero, el mismísimo tricornio del sargento del Puesto de la Guardia Civil...

La única solución posible, para erradicar de raíz semejante posible fraude por deslealtad con la reglamentación vigente, que ya fue acordada en el mes de marzo de 1982, sería la prohibición, por parte de la Administración Central, del lidiar aquellas reses que se registren nacidas en los meses de: julio, agosto y septiembre, solamente a partir de los festejos a celebrar en el mes de octubre del año ganadero de su nacimiento.

Mientras esto no se consiga, el guarismo herrado en la paletilla de las reses, referencia notarial de su edad; puede correr el riesgo de llegar a ser, en los festejos mayores que se celebren con unas reses nacidas fuera del tiempo de la paridera del reglamentado año ganadero; puede ser, repito, un simple... ELEMENTO DECORATIVO.