Aviso Gorra

De incidencias y pregones

Dice el refrán castellano que cada cual cuenta la Feria según le fue en ella, pero en Guadalajara es costumbre, que acabadas las Ferias y Fiestas, cada grupo político haga balance de las mismas, no ya por como le fue en ella, sino por cómo le interesa .

El PP no lo tenía nada fácil este año para criticar un programa que era suyo, unas contrataciones que prácticamente dejó cerradas y un modelo que dan por bueno como sinónimo de consolidado, así que han hecho crítica de la forma, más que del fondo.

Una de las críticas que han lanzado se refiere a la falta de comunicaciones de incidencias policiales, y aquí una se da por aludida, pues habiendo criticado este aspecto en mi anterior post, compruebo como se difunde el mismo en las filas del PP, a toro pasado y a veces de manera sesgada, sin comprobar o leer, como finalmente si llegaron esos partes de incidencias policiales, al menos de jueves a domingo, aunque nos faltaron las del chupinazo de las peñas. Y sí, afortunadamente fueron unas ferias tranquilas, aunque las incidencias no hablen de algún que otro altercado con las peñas, incluído ese de las bengalas en el túnel de acceso al Ferial.

Esperamos que  pasadas las Ferias, el Ayuntamiento siga informando puntualmente de esas incidencias en la ciudad y que se atreva a poner en marcha el perfil de la policía local en redes sociales, pues nos consta que el proyecto como tal ya lo dejó preparado el anterior intendente, Julio Establés, antes de marcharse.

En la crítica del PP, hay que reconocer que el Ayuntamiento de Guadalajara fue buen comunicador de esas incidencias en la etapa de Román, pero la etapa de Juan Pablo Sánchez Seco fue de las más opacas de comunicación del Gobierno Civil, y aquí también se ha dicho, sin que nadie en el PP se diera por enterado.

Otra de las críticas del PP, y esta quizás más sorprendente, hace alusión al contenido del pregón oficial que tildan de demasiado “político”. Leo a posteriori también la columna de Antonio Perez Henares, en la que incluso apunta que fue un insulto a Buero Vallejo y aún me quedo más perpleja.

A mí el pregón me encantó, en la forma y en el fondo, independientemente de que comparta  en parte, que no en todo, algunas de las críticas allí lanzadas, sobre todo por Erundino Alonso (yo si quiero acordarme del nombre). No hubo insultos como dice Chani, sino crítica, en libertad de expresión, con educación y además desde la experiencia personal del pregonero en ese convertirse en GPE, guadalajareño por elección.

Buero Vallejo, que aparte de no ser revanchista fue un inconformista, que tuvo que hacer frente a la censura, estoy segura de que hubiera aplaudido este pregón, porque el inconformismo, cabe en un pregón de ferias, como cabe la literatura, la poesía o el humor.

Tampoco es cierto que los del PP se marcharan del pregón. Sí lo hizo a mitad de pregón Ana Guarinos y Silvia Valmaña, como también se tuvo que marchar el presidente de la Diputación, suponemos que por tareas pendientes, más que por el tono del pregón. Pero si es verdad que los concejales del PP salieron escocidos, y con mala cara, y eso que Erundino Alonso no fue más crítico, si acaso igual, que la atleta Ana Lozano el año pasado, y entonces al PP no se le oyó rechistar.

Lo menos comprensible del PP es que su crítica sobre el pregón la dirija al equipo de gobierno municipal. Si no les ha gustado lo que escucharon, evidentemente, deben criticar a quien lo dijo. Si no les gustó la elección del pregonero, deberían haberlo dicho antes de escucharlo. ¿O acaso pretende el PP que los pregones de ferias sean filtrados/censurados por el Ayuntamiento?. Y luego hablamos de libertad de expresión, y hasta ponemos el nombre de la ciudad a un premio para esto. 

Aparte de estos apuntes, lo que está ahora sobre el tapete, es saber como cómo serán las Ferias y Fiestas de Guadalajara de 2020 y eso es mucho más que decidir donde se colocan las peñas y el ferial.  El nuevo Ayuntamiento prometió participación ciudadana para el asunto, esperemos que así sea, y que no solo se escuche a las peñas, porque que la mitad de la hostelería de Guadalajara tenga que cerrar en ferias no es ningún buen síntoma.

 

Sánchez Vara y su irresoluble.., Ser o no Ser
Una corrida monstruo...sa, de 3h:12´:16´