Aviso Gorra

¡Ay qué pesados!

IMG_6390

Acabamos la segunda campaña electoral en apenas un mes y después de tanto politiqueo a esta que suscribe, la canción de Mecano, Ay que pesados, qué pesados, se le ha metido dentro como un martinete. No sé si podré disiparla antes de esa noche electoral, que con tres escrutinios y 288 municipios en Guadalajara, se promete larga en cifras, aunque el proceso de sonrisas y lágrimas quede resuelto en cada sede electoral sobre la una de la madrugada. Llegaremos pues al lunes con esa otra de hoy no me puedo levantar, tras la borrachera de la democracia, que da forma de voto a la opinión pública, que por mucho que esté muy formada o poco formada en provincias, como dice un avezado periodista nacional, coloca a cada uno en su sitio.

No seré yo quien a estas alturas de hartazgo de campaña les venga a pedir el voto, ni a ponderar o vilipendiar a este u otro candidato, que para eso esta su propia decisión, y aunque no es verdad ese dicho de que el pueblo nunca se equivoca, si lo es que en una democracia, a esa decisión ciudadana del voto, se le debe todo el respeto, acierten o se equivoquen con él, dependiendo del parecer del analista. Otra cosa es lo que los pactos decidan fuera de las urnas.

Esta ha sido una campaña electoral atípica, donde los partidos se han volcado mucho más en las redes sociales que en los medios de comunicación, y donde a la mayoría de los medios nos han dejado sin publicidad de campaña. A mí, como a otros compañeros directores, me parece mal esta decisión política, máxime, cuando todos los políticos se llenan la boca de hablar de la necesidad de la prensa y son bien conocedores de la precariedad que vivimos en el periodismo y en los pequeños medios provinciales más.

Difiero, sin embargo, en trasladar esta crítica a la consideración o no de la publicación de una nota de prensa, que es de los que más nos abastecemos los medios ahora, ante la imposibilidad, por falta de periodistas, de contarles el vivo y el directo, o de analizar y rascar entre tanto mensaje. La información se publica por criterios informativos, la publicidad por criterios económicos. Y sí, en las notas de prensa de los partidos políticos hay mucha propaganda, pero aportan algo más, sobre todo en la variedad, que permite al ciudadano crearse su propia opinión sin que nadie le venda la moto. También hay propaganda en la presentación de un libro, y lo divulgamos en concepto informativo, sin que la editorial haya pasado por caja, y sin habernos leído muchas veces esos libros.

Estos son los medios, que no solo los políticos, sino también los lectores, han querido que tengamos, y en el pecado llevamos la penitencia, por mercantilizar la información, cuando lo que debemos monetizar es nuestra capacidad de difusión como soporte publicitario, o la calidad de nuestros contenidos, considerando que la buena información, debería ser compensada por los lectores y no por otros intereses no tan ocultos a veces. Al menos algunos políticos, aunque no dan publicidad nos dan las gracias, otros ni eso.

Después de esta acotación, que no era el objeto de este artículo, les cuento en breve y a modo desenfadado un resumen de lo que ha dado de sí la campaña en Guadalajara.

Hemos tenido la caravana del PP, las bicicletas de Aike, los paseos de Ciudadanos, el cohete del PSOE, que se trajo a un astronauta, los coches clásicos abanderados de VOX y el pie de calle de Unidas Podemos.

Y aunque los mítines no están de moda, alguno ha habido, el más populoso fue el de Arrimadas en pleno Santo Domingo, seguido del de Page en el CMI, pero por aquí no ha pasado ninguno de los líderes nacionales en esta campaña, aunque si cuatro ministros, la de casa, Magdalena Valerio, el astronauta, Pedro Duque,  la de Educación Isabel Celaá y Margarita Robles, de Defensa. 

De los líderes autonómicos hemos tenido visitas muy repetidas y casi a la par de Page y Núñez y visitas anecdóticas en el resto, donde tampoco es que haya mucho liderazgo. Les hemos hecho tanto caso como el que nos hacen ellos a nosotros, que es más bien poco.

¿Y Europa?, bueno pues eso que se vota también para las Europeas, pero poco nos lo han recordado en esta campaña más allá de los carteles de viejos dinosaurios de la política.

Volviendo a la campaña local hay que señalar que los candidatos a la Alcaldía de Guadalajara han hecho tándem en sus comparecencias, aunque no siempre con el candidato o candidata autonómico (que en las regionales, sí hay mujeres). Así junto al tándem local de Román y Freijo, el mixto local regional de Rojo y Bellido, Perez Borda y Alejandro Ruiz, José Morales y Ana del Val. Y de nuevo pareja local en VOX, con Antonio de Miguel y Agudo y en Aike, donde es más lógico porque solo son municipalistas, con Jorge Riendas y Susana Martínez.

En ocurrencias de marketing la palma de la campaña se la lleva el Super Román emulando a Mario Bros (nunca ocho píxeles dieron tanto juego), que saltó a medios nacionales, además de los carteles traducidos a seis idiomas de Aike y los carteles con Page de Unidas Podemos. Sí eran con Page y de Unidas Podemos, no nos hemos equivocado. La Junta Electoral medió como Salomón permitiendo el Page escrito que no en imagen.

Y si Unidas Podemos ha pedido el voto de los socialistas de corazón, más sorprendente ha sido ver a Freijo, número dos del PP, pedir el voto para Aike de los que sean socialistas. Ay que joderse, decía Bellido. Y es que en creación de marca electoral Aike se ha llevado la palma, sabiendo hacer de un nombre tan largo como meloso “A Guadalajara hay que quererla”, un acrónimo que ha sido eslogan multiplataforma, en solo dos meses.

En las redes sociales todos han pagado, unos más y otros menos y tanto Facebook como Twitter, han sido un hervidero de anuncios. También de proselitismo y troleo al mismo tiempo. Eso sí, no ha habido tanta fake news como se esperaba, mas allá del uso partidista de unos datos u otros, ni tampoco tanta campaña de trapos sucios, como en otras ocasiones. 

Más allá de algún caso de tapa carteles o rompe banderolas, la campaña ha sido tan limpia como ruidosa y la Junta Electoral ha tenido que pronunciarse más bien poco.

Como patinazos mediáticos de los candidatos está el suspenso del candidato socialista en el test que hacían los compañeros de Radio Arrebato, la lectura atragantada del candidato de Ciudadanos en el debate de Guadalajara Media, o el tono bronco de Román en algunas de su intervenciones. También el vídeo triste de Rojo, de espaldas en la ciudad, apañado después con otro más alegre del relevo de carreras. También es patinazo  la confesión de Román, de que si no sale de alcalde no se queda, aunque éste haya sido adrede.

¿Y los programas? Pues los programas se han quedado en un tercer o cuarto plano en la campaña electoral más allá de desglose de las propuestas más llamativas en las comparecencias diarias de los candidatos. Los programas no han estado accesibles en las redes hasta los últimos días, salvo el de Aike que fue madrugador, y ellos no solo no hay grandes ocurrencias, sino incluso propuestas iguales de formaciones dispares. Pero hay propuestas, que de cumplirse, pueden dibujar diferentes futuros para la ciudad. Los programas ya no los firma nadie ante notario, pero ahí quedan para exigir lo prometido.  Por eso aún a riesgo que que sean ustedes quien me llamen ahora pesada a mí, aquí les dejo esos enlaces a los seis programas electorales de Guadalajara capital, para que quien quiera aún pueda consultarlos en este sábado de reflexión, o después incluso de las elecciones si tiene vocación de notario. Pues eso, qué ustedes lo voten bien.

http://guadaque.com/pdf/01_Programa_PP_Guadalajara

http://guadaque.com/pdf/02_Programa_PSOE_Guadalajara

http://guadaque.com/pdf/03_Programa_Unidas_Podemos_Guadalajara

http://guadaque.com/pdf/04_Programa_Ciudadanos_Guadalajara

http://guadaque.com/pdf/05_Programa_Vox_Guadalajara

http://guadaque.com/pdf/06_Programa_Aike_Guadalajara

PD: No quiero acabar este artículo sin entonar antes el mea culpa, por la escasa presencia que muchos de nuestros pueblos, pequeños y no tan pequeños han tenido en nuestro medio en esta campaña electoral, pero esto no da para más y hacemos lo que podemos, que no es lo mismo que lo que debiéramos, ni siquiera lo que nos gustaría. En esos pueblos, sobre todo en los más pequeños, hay mucha gente dando la cara, cada uno con sus ideas, sabiendo que su sillón en los Ayuntamientos no tendrá ninguna compensación, ni económica, ni a veces tan siquiera anímica. Esos candidatos que luego serán concejales y alcaldes son la mejor apuesta para evitar que esta Guadalajara se siga vaciando, y me duele no haber podido darles voz.

PD2: En esta campaña a la Subdelegación del Gobierno se le ha olvidado recordarnos, cómo y cuándo se vota, cómo se vota por correo, cuántos concejales se eligen en cada pueblo, qué es un concejo abierto, qué es una EATIM, cómo se vota en lista abierta en los municipios de menos de 250 habitantes, quién tiene derecho a voto, cuáles son los censos de cada localidad, cuántas mesas electorales hay en la provincia, o cómo se eligen las Diputaciones y esas otras muchas curiosidades que explican un proceso electoral, en este caso triple, que para muchos será su primera ocasión de voto. Eso es una obligación del Estado, que ya apañamos los periodistas como podemos, una vez más de gratis. 

BLANQUISTAS… y 3
Sergio Galán y Lea Vicens, sancionados